Adiós Beatriz Bonnet. Se te va a extrañar

Nos toca dar la triste noticia que este miércoles por la tarde dejó de existir la prestigiosa y querida actriz Beatriz Bonnet.

La noticia fue confirmada por el empresario teatral Carlos Rottemberg desde su cuenta de Twitter, quien comunicó que la actriz de 89 partió de este mundo.

Los últimos tiempos no fueron nada buenos para Beatriz Bonnet quien sufría Alzheimer y demencia senil, y había sido víctima de una estafa que provocó la pérdida de su hogar.

La actriz nació el 11 de diciembre de 1930. Hija de madre soltera, lo que para muchos en esa época era un estigma para ella era un orgullo. Jamás cambió su apellido.

Su gran oportunidad para iniciarse en el espectáculo llego gracias a su constancia ya que mientras realizaba mandados en una bombonería de Diagonal Norte y Suipacha, en sus ratos libres solía mandarle fotos suyas al periodista y guionista de cine Chas de Cruz. Una de sus fotos llegó al director Pedro Bravo que la convocó para una prueba.

La prueba fue tan buena que las tomas quedaron en la edición final de la película Mansedumbre. Ese fue su debut y el comienzo de un maravilloso camino artístico en cine, teatro y televisión que la llevó a ganar seis premios Martín Fierro, además del Moliere, el Podestá y dos veces el Konex, en 1981 y 1991, como mejor actriz de comedia.

En televisión trabajó en ciclos de Hugo Moser y de teatro con Osvaldo Pacheco y Darío Vittori. Actuó en unitarios de comedia junto a Juan Carlos Dual y en Mate para cuatro y La Casa de la esquina y fue uno de los puntales de Casino Philips, entre otros programas.

Uno de sus personajes más populares fue Beatriz Sanguedolce, en Mesa de Noticias. Caricaturizaba a una señora paqueta, tía de Juan Carlos y Edgardo, que solía terminar sus frase con un “¡Qué bochorno!” latiguillo que trascendió en el tiempo y todavía algunas personas lo utilizan.

Desde este lugar le enviamos nuestras condolencias a la familia y esperamos que Dios les de la fortaleza suficiente para afrontar este durísimo momento.

Y también queremos agradecer a Beatriz Bonnet por habernos regalado tantos momentos que nos hicieron reír y emocionar.

Beatriz-Bonnet-2-completa

Hasta siempre Beatriz. Se te va a extrañar.