Anunciaron los nuevos aumentos de haberes

Finalmente, y con un día de atraso, se dieron a conocer las novedades y aumentos que el Estado argentino les va a otorgar a partir del mes de marzo a los jubilados y pensionados, y beneficiarios de la AUH.

Como la movilidad está suspendida por 180 días, y tras la sanción de Ley de Solidaridad Social, los aumentos mencionados se hacen por decreto.

En una conferencia de prensa desde Casa Rosada, a la que asistió Alberto Fernández, la titular del PAMI, Luana Volnovich primero se refirió al tema de los medicamentos e informó la creación de un vademécum de medicamentos gratuitos esenciales.

Consiste en una lista de 170 remedios gratis que desde el PAMI consideran que son los necesarios para cuidar la salud de los afiliados.

Luego Alejandro Vanoli se refirió al tema de los aumentos de haberes. Al respecto dijo “Se ha dispuesto a través de un decreto que será aprobado la semana que viene, que haya un aumento para la jubilación mínima, para las asignaciones familiares, y para las AUH del 13%”.

“Este 13% se compone de una suma fija de $1.500 para todos los beneficios y adicionalmente un aumento del 2,3% adicional”.

Esto significa que todos los jubilados reciben un aumento, la diferencia está en que los que cobran más de la mínima reciben un aumento fijo de $1.500 + el 2,3% de adicional. (Pero nunca llegan a un aumento del 13% como si obtienen los que cobran la mínima).

Entonces la jubilación mínima y la AUH suben un 13%. Beneficio que recibirán 11,8 millones de personas. Y el resto que cobran más de la mínima tienen que hacer el cálculo sumando a los $1.500 fijos el 2,3% de lo que venían recibiendo.

En una jubilación de $40.000 por ejemplo, se tiene $1.500 de aumento + el 2,3% que son $920, y eso termina dando un aumento de solo $2.420, que en este caso representa un incremento de nada más que el 6%.

La jubilación mínima pasaría entonces a $15.900 aproximadamente. La pensión universal por adulto mayor pasaría a $12.700 y la AHU pasaría a $3.100.

Pasando en limpio. La medida beneficia a un grupo grande de personas que cobran la mínima, pero perjudica a otro grupo enorme de gente que cobra más que la mínima, otorgándoles un mísero aumento.