Así te miente Sergio Maldonado en tu cara

Con motivo de cumplirse éste 1 de Junio 10 de meses de que se viera el joven artesano, Santiago Maldonado por última vez, su hermano Sergio grabó un video que es poco menos que curioso.

Y es que el caso de Santiago Maldonado, que aun sigue siendo investigado por la justicia argentina, sufre de un tremendo enlodamiento de parte de Sergio Maldonado y organismos de derechos humanos que culpan a la Gendarmería de haber hecho desaparecer al joven tatuador, quien luego apareció fallecido.

Desde el comienzo, el caso Santiago Maldonado estuvo plagado de un manoseo impresionante y no fueron pocos los que hicieron un uso político del mismo.

Varios organismos de derechos humanos, sectores de izquierda, del Kirchnerismo y todo el arco opositor al gobierno de Mauricio Macri, desde un primer momento dijeron que a Santiago Maldonado lo secuestro la Gendarmería y posteriormente se deshizo del cuerpo.

Es por eso que desde sus inicios la investigación fue caratulada “desaparición forzada”, y por ese motivo Sergio Maldonado y su familia reciben una suma de dinero mensual de parte del Estado argentino, que se calcula que es de $200.000.

Pero lo curioso del caso Santiago Maldonado es que 50 peritos, incluidos los de la propia familia del joven tatuador, determinaron que el hombre se había ahogado y no presentaba ni un rasguño, con lo que se da por tierra le hipótesis de que fue desaparecido por la Gendarmería, ya que tendría signos de forcejeo y demás.

Y Sergio Maldonado insiste con que lo su hermano Santiago fue una desaparición forzada seguida de muerte. Mientras tanto el hombre sigue cobrando sus $200.000 mensuales al continuar la causa caratulada como “desaparición forzada”.

Tal como se puede ver en el video que acompaña ésta nota, Sergio Maldonado sigue con la mentira de que lo que Santiago fue una “desaparición forzada seguida de muerte” y pide verdad y justicia.

Es inentendible como Sergio Maldonado nos miente en la cara sin ponerse colorado, y con un convencimiento, o presunto convencimiento de su parte, que llama verdaderamente la atención.

Ahora es la justicia la que tiene que ponerse los pantalones largos y decidir si elimina la carátula actual de la causa “desaparición forzada” por la que se ajuste más a la realidad de los hechos, esos que indican que Santiago Maldonado estaba cometiendo un delito, como es el de cortar rutas y que cuando escapaba de la Gendarmería se ahogó al cruzar un río, porque no sabía nadar.

Los más tragicómico de todo es que Sergio Maldonado pide “verdad”, pero partiendo de una mentira, como lo es la “desaparición forzada” de su hermano Santiago.