Baja afluencia de votantes en las elecciones de Asambleas Municipales en Cuba

Participación en “elecciones” de delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular efectuadas este domingo en Cuba descendió considerablemente en comparación en las realizadas en 2015, según datos los oficiales, a pesar de que la Comisión Nacional Electoral (CNE) otorgara un plazo adicional de una hora para el cierre de los colegios alegando “malas condiciones meteorológicas”.

Según el Diario de Cuba, la prensa oficial de la isla llamó a tomar las elecciones como “un compromiso” con el fallecido dictador Fidel Castro, en medio de los numerosos homenajes por el aniversario de su muerte, pero la cifra de participación (85,94%) Mostró un descenso con respecto a los comicios anteriores del año 2015 (88,30%) y 2012 (90,52%).

Las cifras de participación en las “elecciones” a su medida que organiza el régimen suelen ser altos, debido a la presión que influye del partido comunista, los organismos de la Seguridad del Estado y las llamadas “organizaciones de masas” sobre los ciudadanos.

Aunque el índice de participación fue inferior  (respecto al total de 8.855.213 electores en el país), la CNE informó que fueron a las urnas 7.608.404 personas (54.882 electores más que los 7.553.000 de 2015).

El censo inicial era de 8,4 millones de votantes, pero se actualizó durante la jornada “electoral”, cuando se realizaron 410.158 inclusiones y 6.599 exclusiones correspondientes a personas fallecidas, explicó en una rueda de prensa la presidenta de la CNE, Alina Balseiro.

Balseiro aseguró que del total de votos resultaron válidos el 91,79% (superior en un 1,27% a la cifra de las elecciones efectuadas en 2015).

Respecto a  los datos oficiales, se registró un número inferior de votos en blanco (4,12%, inferior en 0,42% con relación a 2015) y de votos nulos (4,07% menor en un 0,85% respecto a las cifras de 2015).

Las provincias con mayor afluencia de votos válidos fueron Santiago de Cuba, Guantánamo, Las Tunas, Granma y Sancti Spíritus.

Queda pendiente la segunda vuelta electoral de este 3 de diciembre en 1.100 circunscripciones (8,78% del total), dado que ninguno de sus candidatos alcanzó la mayoría (mitad más uno) de los votos válidos para ser elegidos, según establece la Ley Electoral.

Cierto grupo de opositores enviaron este domingo observadores a los colegios electorales y reportaron varias “incidencias”: “al menos una decena de detenidos, operativos alrededor de las viviendas de activistas, el cerco policial de colegios electorales, impedir votar a opositores y otras violaciones de la Ley Electoral”.

Los “comicios” organizados por el régimen están inclinados a su favor. El propio primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, dijo abiertamente que su Gobierno estaba “dando todos los pasos para desacreditar” a los candidatos independientes porque si llegaban a las Asambleas Municipales “sería una manera de legitimar dentro de nuestra sociedad civil a la contrarrevolución”.

La concesión  del poder dentro de la élite del régimen parece estar en marcha. Aún no está claro quién sucederá a Raúl Castro. Por ahora los rumores apuntan a Miguel Díaz-Canel, según la a lógica nada fiable en el caso del castrismo.

Victoria Monello.