Cómo fue el debut de Baby en Rivadavia y que le pidió a sus oyentes

Finalmente este lunes 11 de Mayo hizo su debut en Radio Rivadavia, el periodista y conductor, Baby Etchecopar, quien hacía un par de semanas había sido despedido de Radio 10.

Pero como siempre que se cierra una puerta, Dios abre otra más grande, a Baby enseguida le ofrecieron trabajo las autoridades de Radio Rivadavia y el conductor ya se convirtió en una de las estrellas de la emisora.

El debut de Baby este lunes fue sereno y comenzó con el pase con Eduardo Feinmann quien tiene un programa un rato antes, y ambos conductores se mostraron muy amables y contentos por el debut de Etchecopar.

“Hola Babylin , buen día”, lo recibió Eduardo Feinmann , quien estuvo encargado de darle el pase. “¿Cómo le va Mick Jagger?, lo saludó el conductor. “No, yo soy Keith Richards”, bromeó su colega.

Ambos periodistas festejaron el hecho de estar trabajando en la misma radio. “Contame qué es lo que vas a hacer”, quiso saber Feinmann. “La verdad es que si supiera te lo diría”, respondió entre risas Etchecopar. “Hoy arrancamos, así que esperemos que todo nos vaya muy bien. Yo creo que sí”, agregó.

Enseguida, Baby contó cuál era el desafío que se había trazado al poner un pie en Radio Rivadavia. “No vengo a hacer una radio normal, vengo a poner a Rivadavia en el primer lugar, así que me tienen que ayudar todos, taxistas, colectiveros, la gente”, dijo el periodista. “Necesito que hagamos mucho ruido para que todos tengamos una válvula de expresión en donde no sentirnos amenazados”, sumó sobre su objetivo.

Luego el ex Radio 10 agradeció a todos los que hicieron posible su desembarco en Radio Rivadavia. Le agradezco a los dueños de la radio el haberme recogido en un momento en que me habían desechado . Le agradezco a mi mujer, a mi familia, a mis suegros y a todos los que me apoyaron”.

“Acá me abrieron las puertas y yo les prometí que iba a poner a Rivadavia en el primer lugar, y no tengo dudas de que lo voy a lograr con la gente que tengo alrededor”, aseguró. “No entiendo cómo el público no se da cuenta de todas las personas valiosas que hay en esta emisora, no han tomado conciencia aún”. Aseguró Baby.

Por último, el conductor reiteró el pedido de colaboración a sus oyentes. “Necesito que estén todos con nosotros, que sepan que vamos a ser muy honestos y vamos a trabajar para la gente. Esa es la misión: escuchar más al público y menos a los políticos”.

Desde este lugar le deseamos a Baby Etchecopar el mayor de los éxitos en su nueva casa, y que nunca cambie su estilo y forma de hacer periodismo, que eso es lo que le valió que millones de argentinos lo sigan a donde vaya.