Dejaron plantado a Kicillof

Hace unos días se había conocido la noticia que daba cuenta que el actual Gobernador Bonaerense, Axel Kicillof se había reunido con varios intendentes con el fin de lograr apoyo para que finalmente la oposición diera quórum y se tratara la nueva ley impositiva y fiscal que el oficialismo pretende aprobar.

De esta forma el Gobernador insistía tras el revés sufrido antes de fin de año en las legislatura Bonaerense donde la oposición no dio el quórum y se trabó el debate y tratamiento de la nueva ley.

Todo los esfuerzos de Kicillof fueron en vano ya que desde la oposición no le dieron respuestas a la gente que trabaja con el Gobernador, y a eso su suma que muchos legisladores están de vacaciones y no tienen la más mínima intención de escuchar lo que tiene para decirles el Gobernador.

El propio jefe de Gabinete de Axel Kicillof, Carlos Bianco, acusó a la oposición de hacerle otro plantón al gobernador al dejar sin respuesta la nueva propuesta de ley impositiva y fiscal que el oficialismo presentó en Diputados y que pretende tratar este miércoles 8 de enero, pese a no haber conseguido el acuerdo.

“Es el segundo plantón que nos hacen”, advirtió Carlos Bianco durante una conferencia de prensa. “Lamentablemente es un proyecto que no ha podido ser consensuado porque nos hemos quedado sin interlocutores”. Y agregó: “Hay mucha gente de ellos que está de vacaciones”.

Cabe recordar que Magario y Bianco se habían juntado este lunes 6 de enero con representantes del macrismo, con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, a la cabeza. “Les pedimos una respuesta para ayer, por si había que hacer cambios, pero nunca respondieron”, se quejó el funcionario.

Y bueno. Si Axel Kicillof pretendía que los representantes de Cambiemos y la oposición en su conjunto suspendieran sus vacaciones para darle una respuesta satisfactoria a su caprichosa y obstinada idea de aprobar la nueva ley impositiva y fiscal, es evidente que pecó de ingenuo y las pruebas están a la vista, porque lo dejaron plantado.

Lo mejor para el Gobernador de Buenos Aires es que se relaje, que él también se tome unos días de vacaciones, que revea el proyecto de ley, que haga los ajustes que dejen conforme a la oposición y que sobre todo que elabore una ley a favor de los Bonaerenses y verá como enseguida se la aprueban.