Delicado momento para el policía Luis Chocobar

Cuando en Diciembre del 2017 el policía Luis Chocobar tuvo que intervenir en un hecho de inseguridad, la opinión pública se dividió y la vida de valiente agente del orden ya no volvería a ser la misma.

Y es que el 8 de Diciembre de ese año dos delincuentes intentaron robarle una cámara fotográfica a un turista norteamericano, y éste al resistirse a ser asaltado fue atacado por parte de los forajidos que lo dejaron muy mal herido.

El policía Luis Chocobar, que se encontraba en la zona, advirtió el hecho y comenzó a perseguir a los delincuentes con el fin de darles captura. Luego de dar la voz de alto y efectuar disparos al aire, los malhechores seguían huyendo por lo que el valiente policía no tuvo más opción que dispararle a uno de ellos, quien falleció a los pocos días.

Por éste hecho Luis Chocobar estuvo preso unos días y luego de ser liberado fue procesado por haberse excedido en el cumplimiento del deber y por si fuera poco lo embargaron en $420.000.

Y en marzo del corriente año la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional rechazó un recurso extraordinario de la defensa del suboficial de la Policía Bonaerense Luis Chocobar, contra su procesamiento por lo que la única esperanza que le quedaba al valiente policía era ir hasta las últimas consecuencias legales, esto la Corte Suprema de Justicia de La Nación.

Pero hace instantes se conoció la noticia que la CSJN desestimó por unanimidad el recurso de queja que había presentado la defensa del policía Luis Chocobar por lo que, agotadas todas las instancias, solo resta el juicio oral y público.

De esta forma Luis Chocobar no tendrá más opción que enfrentar el juicio oral y público en su contra, del que todavía no hay una fecha certera de cuando vaya a llevarse a cabo.

Desde este lugar nos solidarizamos profundamente con Luis Chocobar quien tendrá que ir a juicio por el solo hecho de haber cumplido con su deber y salvar a un ciudadano que estaba siendo atacado.

Y repudiamos la actitud de algunos jueces de la República Argentina que dejan mucho que desear y pareciera que piensan con los pies en lugar de hacerlo con el cerebro.