Delicado momento para Larreta, quien no tiene paz

Ya parece cosa de todos los días que el Jefe de Gobierno de La Ciudad, el señor Horacio Rodríguez Larreta tenga que pasar por momentos delicados y muy feos cada vez que está en la calle.

Y es que hay gente o grupos de personas que están esperando a ver los movimientos de Larreta para salir a hostigarlo en forma permanente y causalmente siempre hay una o dos personas que filman todos los acontecimientos.

La noticia da cuenta de lo sucedido en el mediodía de hoy en la ciudad de Buenos Aires, cuando Horacio Rodríguez Larreta estaba haciendo el lanzamiento del plan “Prevención del frío 2018”, que tiene por objetivo ayudar a quienes viven en la calle y sufren las bajas temperaturas de los últimos días.

Y todo transcurría con normalidad, y desde muy temprano la gente del Gobierno de La Ciudad instaló carpas y repartía folletos explicativos sobre el plan “Prevención del frío 2018”.

Pero un grupo de vecinos de Capital Federal, o supuestos vecinos, estaban esperando a Horacio Rodríguez Larreta, y no con la intención de saludarlo precisamente.

Como si se tratara de una perfecta pieza de relojería, apenas llegó al lugar el Jefe de Gobierno de La Ciudad, un grupo de personas comenzó a grabar con sus celulares el hostigamiento que le iban a propinar a Horacio Rodríguez Larreta.

Una mujer, sacadasíma, comenzó a gritarle a Larreta, ahí nomás se sumó otro que le gritaba: “Ocho, diez horas esperamos cada vez que llamamos porque hay una persona durmiendo en la calle”.

Y un hombre, también a los gritos, le decía a Larreta “En los paradores la gente no tiene camas, no tiene colchones, no hay agua caliente”.

Y continuó el hombre “¿Larreta te acordás como te recibió la gente? ¿Cómo te recibió la gente? ¿No te dijo que sos un mentiroso? Te diste media vuelta y te fuiste. ¿Te acordás? En la villa 31”.

“¿Venís a hacer pantalla ahora que hace frío? Mirá que hay hambre ahora y la gente duerme en la calle todo el año eh! Duerme gente grande, mamás, papás, sus hijos, sus nietos. Sinvergüenza. Mentiroso”. Concluyó el hombre.