Dos jóvenes Rusos se hicieron los locos con la policía y así les fue

El recordado ingeniero y político, Álvaro Alsogaray dijo una vez en un discurso partidario, mientras era interrumpido por los jóvenes liberales que no paraban de cantar, que: “La juventud es un mal pasajero”.

Frase que no vamos a afirmar ni desmentir, pero que nos viene como anillo al dedo para hacer la introducción de ésta nota.

Y es que todos alguna vez fuimos jóvenes y sentimos ese impulso rebelde y muchas veces nos vimos haciendo cosas que seguramente hoy no haríamos.

Pero una cosa es ser joven y otra muy diferente es ser irrespetuoso o maleducado, ya que la juventud no da derecho a comportarse en forma incorrecta por más rebeldía o motivos que se tengan.

En el video que acompaña ésta nota, y que llega desde Rusia, se puede ver a la gente celebrando por el partido que la selección Rusa le ganó por penales al combinado de España, y que permitió que el seleccionado local siga a piso firme en el Mundial de fútbol.

Los Rusos salieron a la calle a festejar y los jóvenes fueron los más desatados, y en las imágenes se los puede ver cantar y saltar por el triunfo de su selección de fútbol.

Dos jóvenes, no tan jóvenes, no tuvieron mejor idea, aprovechando que el tránsito estaba detenido, que subirse y saltar sobre el techo de una camioneta.

Y en el video se puede ver como primero uno de los jóvenes se sube al techo del vehículo y salta como si fuera un canguro, mientras que el segundo joven no logra subirse del todo ya que la camioneta empieza a moverse, y se conforma con dar golpes con su mano en la carrocería.

Cabe aclarar que la camioneta en cuestión era un vehículo de la policía Rusa, y no pasaron más de 4 segundos para que dos policías que estaban en las inmediaciones tomaran a uno de los jóvenes y le mostraran todo el rigor de la ley.

Parece ser que en Rusia con la policía no se joroba, y si dos jóvenes desubicados, para festejar una victoria deportiva se suben al techo de una camioneta policial a saltar como locos luego pagan las consecuencias.

Seguramente los dos jóvenes Rusos del video pasaron la noche en la comisaría local y tal vez no hayan podido dormir muy bien con tangos magullones que tendrán, fruto del rigor que les hizo sentir la policía Rusa.

Para finalizar la nota solo nos resta preguntarle a usted, querido lector ¿Que hubiera pasado si el hecho que se ve en el video sucedía en nuestra querida Argentina?