Echaron a Sandra Russo (ex 678) de Radio del Plata

Pésimo momento para la polémica, controvertida y cuestionada periodista ultra K, Sandra Russo quien fue echada de Radio del Plata.

La periodista había debutado hacía tres meses con su programa “Dejamelo Pensar” que iba de lunes a viernes de 20 a 21hs.

En un durísimo editorial, Sandra Russo se despidió de sus oyentes y, como buena Kirchnerista, le echó la culpa a todo el mundo por el hecho de estar despedida de Radio del Plata.

La palabra de la periodista

“Este es el último programa que hacemos, el último programa de “Dejamelo pensar”, hoy un gerente cuyo nombre no recuerdo, me dijo que por razones presupuestarias..bla bla bla…la verdad no le creo, creo que es la línea editorial de este programa y mi persona, mi recorrido, lo que no se quiere en esta radio”.

“He soportado 5 años de censura, 4 años Macrista y un primer año de este gobierno al que defiendo, lo hago porque enfrente está el fascismo, pero durante el primer año me sentí escondida , porque se me asocia demasiado a Cristina”.

“Hay momentos en donde si uno es neutral está jugando a favor del enemigo y en este país las cosas están muy claras, tal vez esté de moda gente que sea más fresca, más entretenida, puede ser, cada gerente de programación establece una línea editorial…está frontalidad me ha costado mucho, esto no es una sorpresa, reapareceremos, si es necesario volveremos a la comunicación alternativa, si la comunicación maistream es esto, prefiero la alternativa, cuando en el maistream las cosas se ponen tan poco periodísticas que de verdad no se permite la pluralidad de voces y en este país la pluralidad de voces no incluya la vertiente Kirchnerista me parece una canallada”, expresó Russo”.

Una desocupada más

A partir de hoy, Sandra Russo forma parte de la gran lista de desocupados que tiene este país y tendrá que hacer denodados esfuerzos si pretende conseguir trabajo en los medios de comunicación ya que, como ella misma reconoce, su figura quedó muy asociada a la de Cristina Kirchner a quien la periodista adoraba y defendía a capa y espada cuando trabaja y cobraba abultadas sumas de dinero en el programa 678.

Mi pasado me condena

Hablar de Sandra Russo es hablar de 678 un programa ultra oficialista que durante el gobierno de Cristina Kirchner se dedicaba en cada una de sus emisiones a despotricar a cuanto opositor existiera y se la pasaban hablando maravillas de Cristina, Néstor, y de todo lo que fuera “K”.

Durante muchos años, Sandra Russo disfruto hablando pavadas en 678, en la Televisión Pública mientras el Estado le pagaba cuantiosas sumas de dinero en concepto de sueldos.

Ahora que la película terminó ya casi nadie contrata, ni quiere en su staff a una periodista que destila resentimiento y que siempre fue muy cuestionada por su manera de hacer periodismo ganándose enemigos cada dos palabras.

Sandra Russo no supo reinventarse a sí misma y se quedó en el tiempo tal vez soñando con que algún día regrese 678 y los años dorados que supo vivir de la mano de Cristina que le dio de comer.