Echarri atacó al Gobierno y Majul lo acomodó para siempre

El actor ultra Kirchnerista, Pablo Echarri apareció hace unos días un video, junto a otros artistas, que anda circulando por las redes sociales en un claro ataque al Gobierno del Presidente Mauricio Macri.

Pablo Echarri dice en el video que éste viernes 25 de Mayo estará en la Plaza Mayo para cantar el himno por que “la patria está en peligro” por el préstamos solicitado al Fondo Monetario Internacional.

Ya sabe, sin ser un gran observador político, que el video donde aparece Pablo Echarri y otros actores tiene por fin infundir el miedo en la población Argentina, al usar frases del tipo “la patria está en peligro”.

En el mediodía de hoy el periodista Luis Majul escribió un durísimo editorial sobre el video que grabó Pablo Echarri y acomodó al actor para siempre.

En la primer parte Luis Majul haba que Pablo Echarri dice que la patria está en peligro, pero que no vio en peligro luego de 12 años de congelamiento de tarifas que se terminó pagando con inflación.

Luego el periodista agrega que Echarri no vio cuando Axel Kicillof dejó de medir la pobreza justo cuando ésta estaba aumentando, y que el actor no convocó a sus compañeros para mostrar su indignación cuando José López revoleó los bolsos en el convento de General Rodríguez.

Majul escribió que Echarri no dijo nada sobre el procesamiento de Cristina por asociación ilícita, lavado de dinero y por haberle entregado la obra pública a Lázaro Báez.

Y finaliza comparando al actor con el Metrodelegado, Roberto Pianelli porque que dice que ambos son incapaces de escuchar a los otros.

Majul termina fulminando a Pablo Echarri cuando expresa que de disfraza de progre, democrático y popular, y que pertenece a la secta de los dueños de la verdad, que todavía no pueden creer que sus candidatos hayan perdido las elecciones.


De ésta forma, con altura y sin faltarle el respeto el periodista Luis Majul dijo unas cuantas verdades sobre el actor Pablo Echarri y sobre como se manejan los Kirchneristas que todavía están con la sangre el ojo por haber perdido las elecciones del 2015 y del 2017 respectivamente.