“Échenme de donde quieran, pero yo no voy a seguir a la manada”

Luego que trascendiera la noticia que daba cuenta que al prestigioso periodista, Eduardo Feinmann no le renovaron su contrato en Radio La Red por lo que no estará trabajando en esa emisora durante el 2020, mucho se especuló con las verdaderas razones de todo lo sucedido.

Se habló de cuestiones políticas, luego de bajo rating, también de un simple no renovación de contrato, y lo cierto es que es Eduardo Feinmann optó por el silencio y no dijo nada sobre el tema.

Y en medio de la crisis institucional que transita Bolivia luego de la renuncia de Evo Morales a la presidencia, el periodista expresó una opinión totalmente contraria a la de la mayoría de sus colegas en la emisora del Grupo América, e hizo un contundente descargo con el que, entre líneas, dio mucho más que una simple opinión sobre lo ocurrido en el país sudamericano.

Luego de que tanto Luis Novaresio como Jonatan Viale, en La Red, calificaran todo lo ocurrido como un Golpe de Estado, Feinmann utilizó su micrófono y se corrió de ese eje. “Para mí lo de Evo Morales es una huida. ¿Saben qué? Estoy harto. Yo no soy políticamente correcto. Quieren que yo sea políticamente correcto y siga a la manada, pero yo no la voy a seguir. No me interesa”. Expreso Eduardo Feinmann

Y agregó “Échenme de todos los lugares que quieran. Hagan lo que quieran conmigo, pero yo no voy a seguir a la manada. No voy a decir lo que quieren que diga el resto de mis colegas”, expresó desde su ciclo radial”.

“No me den ningún Martín Fierro, échenme de la profesión si quieren, pero yo no voy a decir lo que quieren que diga. Para decir que hubo lo que no hubo. No miro la realidad solamente con el ojo izquierdo, trato de verla con los dos ojos, les guste o no les guste. Lo que hizo el señor Evo Morales fue huir. Sabía que perdía en las elecciones. Sabía que se había mandado un moco increíble y que ya nadie le creía. Sabía que era un ladrón de la democracia”. Concluyó Eduardo Feinmann.

De las palabras del periodista se desprende que sabe donde está parado y hacia donde quiere ir. Y es fiel a su pensamiento y con un estilo directo se planta sin miedo a nada ni nadie y dice lo que otros callan por temor o por dinero.