Actualidad

El duro presente del conductor Kirchnerista, Tota Santillán

El conductor y animador de TV, Tota Santillán se cansó de brindar reportajes durante el gobierno de Mauricio Macri donde gritaba a los cuatro vientos que estaba proscripto y que no llegaba a fin de mes.

Y es que Tota Santillán tenía por deporte quejarse del macrismo y siempre decía cosas como: “No llego a fin de mes hace años. La situación no sólo se me ha hecho difícil a mí. Mucha gente está viviendo en las calles o no le alcanza para una leche. En los comederos o merenderos a veces comen sólo una vez al día.”.

Y entre comentario y comentario, La Tota Santillán dejaba en claro su ideología política, por si hiciera falta. “-Yo soy peronista y Kirchnerista. Mi familia es peronista. Este Gobierno es desastroso (el de Macri). Uno puede tener calles y rutas, pero la gente no tiene qué comer. El Gobierno juega con el bolsillo, con las Pymes. Ya ni existe la ‘changuita’”.

Pero se mostraba optimista con el futuro: “Hay posibilidad con un señor como Alberto Fernández que ha estado en el gobierno de Néstor Kirchner. Cristina Kirchner se preocupa por la gente que no tiene forma de llegar a fin de mes. La unión del peronismo con el Frente de Todos es excelente”.

Con todo lo que dijo y criticó a Mauricio Macri al tiempo que se mostraba optimista con el nuevo gobierno de Alberto y Cristina, uno podía pensar que el presente de la Tota Santillán debe ser como lo soñó.

Pero no. En pleno gobierno de Alberto, la Tota Santillán, lejos de conducir programas de TV, anda de vendedor ambulante por las calles.

Y es que al hombre parece que las cosas no le cambiaron mucho en estos 10 meses de Alberto y Cristina en el poder y tiene que rebuscárselas como puede, y encontró una salida en la venta ambulante.

El propio conductor de TV contó en una entrevista ” “Para sobrevivir a la pandemia hice otros trabajos. Terminé de trabajar en Mar del Plata y comenzamos a hacer tapabocas. Los barbijos. Nos dedicamos a vender guantes. Insumos de la sanidad. Alimentos no perecederos también que fuimos vendiendo. Los repartíamos en la camioneta. Es todo el trabajo que ha hecho uno y que he trabajado siempre”.

“Me encontré con la gente en la calle. Yo soy el que te está vendiendo. Me decían que era la Tota y no creían que vendía los barbijos yo. Era encontrarse con la gente y ayudarnos. Durante el día salíamos a vender guantes, carne, yo no tenía problemas“.

tota-santillan-con-barbijo-completa

Está más que claro que como conductor de TV o animador, la Tota Santillán no consigue trabajo, y esta vez en lugar de echarle la culpa al Gobierno, optó por lo más práctico, esto es salir a ganarse el mango como cualquier hijo de vecino.

Lo curioso es que la Tota, pateando la calle y viendo la realidad de los argentinos, no salga a decir nada contra el actual gobierno, como si pensara que la situación está bien y se terminó la pobreza y el hambre.

Tal vez el conductor vea las cosas con otro optimismo, o lleva el barbijo mal puesto y no puede ver claramente la realidad.

Botón volver arriba