Es inaudito lo que pasó recién en el programa del Gato Sylvestre

Hace instantes en el programa que conduce el periodista, devenido en opositor, Gustavo Sylvestre en el canal de noticias C5N, pasó un hecho con un invitado que no se puede dejar pasar por alto y que en nada contribuye a la democracia que tanto nos costó conseguir.

Y es que muchas veces en nombre de la defensa del pueblo, de lo popular, de los más desprotegidos, y de la patria misma se dicen cosas que están totalmente fuera de lugar y que ponen en peligro no solo al Gobierno de turno, sino a la propia continuidad democrática.

Porque parece que algunos todavía no entendieron que quienes ganaron las elecciones presidenciales del 2015 van a gobernar hasta el 10 de Diciembre del 2019, y por más que a alguien no le resultan simpáticas algunas medidas tomadas por el poder ejecutivo, eso no le da derecho a decir barbaridades y mucho menos en un medio masivo de comunicación como es un canal de TV.

Lo ocurrido minutos antes de las 22hs. en el programa que conduce Gustavo Sylvestre en C5N es una muestra más que en algunos medios de comunicación ya no les es suficiente con estar todo el día dando noticias contra el Gobierno de Macri y bajando línea, sino que además invitan a oscuros personajes como Juan Grabois para que diga cosas que en nada ayudan a la democracia y a la pacificación de todos los argentinos.

El dirigente social y ultra Kirchnerista, Juan Grabois estuvo hablando sobre el aumento de las tarifas públicas y de su tema preferido, el FMI y dijo “Yo creo que si el acuerdo con el FMI implica un ajuste aun más grande sobre la vida de nuestros compañeros y compañeras, yo lo digo sin pelos en la lengua, va a haber una rebelión”.

Y continuó diciendo Juan Grabois “El pueblo no se va a bancar volver al 2001. Nosotros no vamos a volver al infierno del hambre, de la muerte, de niños comiendo de la basura del Mac Donald, no vamos a volver a eso”.

Es inconcebible que un programa de TV en horario central se esté hablando de una “rebelión” contra el Gobierno de Macri, y el conductor del envío, Gustavo Sylvestre no haga nada para, al menos, llamarle al atención a Juan Grabois sobre la barbaridad que acababa de decir.

Si Gustavo Sylvestre permite que cualquier persona habla de “rebelión” en su programa, solo hay dos posibilidades, o el periodista está de acuerdo con que haya una rebelión contra el Gobierno de Macri, o es un tibio que no sabe llevar con riendas firmes la conducción de un programa político en TV.