Escándalo con el juez que condenó al policía Chocobar

El juez federal Roberto Ponce, el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°17, cobró notoriedad hace un tiempo por haber condenado en primera instancia al policía Luis Chocobar.

Cabe recordar que en el mes de Diciembre del 2017, el policía Luis Chocobar vio como dos delincuentes estaban apuñalando a un hombre y cuando intentó detenerlos, ambos malhechores huyeron, y en la persecución el valiente agente del orden no tuvo más opción que dispararle a uno de ellos, quien días después falleció.

Y en el mediodía de ayer se conoció la noticia que da cuenta que el juez federal Roberto Ponce, quien condenó en primera instancia al policía Chocobar, fue detenido por la policía de la provincia de Buenos Aires.

La detención del magistrado se dio luego de que éste chocara con su camioneta una rotonda en la zona de General Pacheco, partido de Tigre.

Y cuando el personal policial se acercó hasta el lugar del choque pudieron ver que el juez Roberto Ponce estaba en total estado de ebriedad.

En un video que presentaron en el programa «La Cornisa», que conduce el periodista, Luis Majul, se lo puede ver al magistrado tratando de hablar en forma correcta, cosa que no logró debido a la gran cantidad de alcohol que llevaba en su organismo.

El juez insistía en irse a su casa, «me voy a mi casa», decía el magistrado, pero los policías le dejaban en claro que de ninguna manera podía irse en ese estado y le indicaban que llamara a algún familiar par que venga por él.

Luego los policías le indicaron al juez Roberto Ponce, que quedaría detenido porque no estaba en condiciones de seguir manejando.

Entonces uno de los policías le intenta explicar al juez, que mucha gente muere todos los días como consecuencia de que un conductor se tomó una copita de más.

En ese momento el magistrado le responde al policía «¿Sabés cuanta gente proceso yo por día?», dando clara evidencia, y de forma intencional, que es un juez.

Pero el juez no se salvo del control de alcoholemia, y según contó el periodista Luis Majul, cuando al magistrado le pusieron la pipeta le salió un grado 3 de alcohol, cuando el máximo permitido es de 0,5.

El caso del juez Roberto Ponce, que fue detenido por la policía de la provincia de Buenos Aires, por manejar totalmente borracho, es una muestra más del tipo de jueces que tenemos en nuestro país, que no solo muchas veces no hacen bien su trabajo, sino que además son los primeros en violar las leyes y hacer lo que se les venga en gana, como por ejemplo manejar en estado de ebriedad y llevarse puesta un rotonda.