Feinmann acomodó para siempre a un dirigente de izquierda

El periodista Eduardo Feinmann jamás duda a la hora de decir lo que piensa, y con un estilo frontal y directo no teme hacer eso que otros nunca se animarían.

Sucedió que en el noticiero que conduce Eduardo Feinmann en el canal de noticias “A24” hicieron un móvil desde la embajada de Brasil en nuestro país, donde un grupo de manifestantes y legisladores de izquierda fueron a protestar por el encarcelamiento del ex Presidente Brasilero, Lula Da Silva.

Y como suele suceder en estos casos, la izquierda se engancha de cuanta consigna y manifestación haya, ya que parece que tienen prohibido no engancharse en todo tipo de cuestiones, aun cuando se trate de cosas relacionadas con otros países.

Así fue que los muchachos de la izquierda, con sus diferentes agrupaciones, se pararon frente a la embajada de Brasil, cantando, cortando el transito y haciéndose oír por lo que consideraban una injusta condena contra el ex Presidente, Lula Da Silva.

Mientras transcurría el móvil, hicieron acercarse al dirigente de izquierda Christian Castillo que entabló una áspera conversación con Eduardo Feinmann, quien se extrañaba por la actitud de los zurdos de ir a manifestarse a la embajada de Brasil en Argentina.

Luego de escuchar los argumentos del dirigente de izquierda, quien se puso el casete del zurdo revolucionario que defiende causas en todo del mundo, el periodista Eduardo Feinmann hizo uso de la palabra y dijo “¿Por que no va a Curitiba a protestar? Vayan a Brasil. ¿Por que acá sinceramente?”.

Y continuó “Le explico la siguiente Christian, no hay golpe de Estado. No le mienta más a la gente. 15 jueces determinaron que Lula es un corrupto”.

El dirigente de izquierda intentó explicar lo inexplicable, argumentando la presión del ejercito de Brasil sobre el poder judicial, y sosteniendo que esto hizo que los jueces decidieran encarcelar a Lula Da Silva.

Entonces Eduardo Feinmann se tomó la cabeza y dijo en forma irónica “siempre tienen razón”. “Quédese tranquilo Castillo, quédese con la razón, le mando un abrazo muy grande”.

El dirigente de izquierda le dijo “No se enoje Feinmann”, y el periodista le respondió “Si lo tienen tan claro, ¿Por que no se van a Brasil? hacen la  manifestación en Brasil, no rompen las pelotas acá. Vaya a Brasil y defienda a Lula en Brasil. Defiéndalo allá. Si se puede pagar el pasaje, vaya”. Concluyó Eduardo Feinmann.

De ésta forma el periodista dejó bien en claro lo que piensan millones de argentinos que están hartos de que la mayoría de las agrupaciones de izquierda, de cuyos miembros desconocemos de que trabajan, se la pasen haciendo manifestaciones en nuestro país defendiendo causas que muchas veces no tienen absolutamente nada que ver con la Argentina.