Fotografiaron al sindicalista Pablo Micheli en el lugar menos pensado

Los sindicalistas argentinos se caracterizan por tener casi todos, por no decir todos, un discurso más o menos parecido que parece que se aprendieron al pie de la letra y repiten como loros bien adiestrados.

Hay que combatir al capitalismo que genera desigualdad social, los ricos son cada vez más ricos, justicia social, salarios dignos, igualdad social y de oportunidades, derechos para todos, estamos hartos de gobiernos de ricos para ricos, y demás frases hechas saldrán de la boca de todo buen sindicalista que se precie de tal.

Y por si esto no fuera suficiente el sindicalista debe además aborrecer a los Estados Unidos, símbolo del capitalismo y causante de todos los males que padece la Argentina por culpa de los Gobiernos cipayos de las multinacionales y del FMI.

Seguramente a usted, señor lector le resultaran familiares estas frases sindicalistas y las habrá escuchado más de una vez, por lo que se tiende a pensar que los sindicalistas argentinos tienen, más allá de sus frases hechas, una fuerte ideología y forma de ver la realidad.

A su vez dentro del sindicalismo se pelean por demostrar que uno es más nacionalista que el otro, o más de izquierda según el lugar donde haya elegido pararse el sindicalista de turno.

Y ahora bien, entre los sindicalistas hechos y derechos hay algo en lo que todos están de acuerdo y es que Fidel Castro, Chávez y El Che son verdaderos héroes que lucharon contra el Imperialismo Norteamericano.

Pero, siempre hay un pero, y la imagen que acompaña ésta nota es la muestra cabal de que algunos sindicalistas argentinos tienen un discurso de la boca para afuera, pero en sus acciones demuestran todo lo contrario.

Tal como es el caso del sindicalista de la CTA, Pablo Micheli quien es un nacionalista, anti-norteamericano confeso y admirador de Fidel Castro, tal como lo demostró en un tuit del 2016 donde escribió “No muere quien ha dado toda su vida por la liberación! Fidel vivirá en cada lucha y conquista de los pueblos. Hasta la Victoria, siempre Comandante!”.

Lindas palabras las del sindicalista Pablo Micheli, lástima que lo fotografiaron de compras en un shopping, más precisamente dentro de una tienda de la cadena “Tommy Hilfiger”.

Por lo visto el sindicalista dice y escribe una cosa, pero a la hora de elegir ropa opta por la “Tommy Hilfiger”, que, si  quedaba alguna duda es la vestimenta que confecciona una empresa Norteamericana.


El hombre tiene sus gustos a la hora de vestirse, nada baratos por cierto, y no tiene ningún tipo de vergüenza de comprar una tienda del “Imperialismo”, aunque viva denostando a los Estados Unidos cada vez que abre la boca. Y bueh! Sindicalistas eran los de antes.