Gerardo Romano chocó a un auto estacionado y tuvo una pésima actitud

La noticia llega desde Mar del Plata y fue dada en primicia este último jueves por la gente de «Intrusos» y da cuenta que el día miércoles por la tarde el actor K, Gerardo Romano chocó a un auto cuando intentaba estacionar su camioneta 4×4.

Según lo relatado por el movilero de Intrusos, quien salió al aire desde Mar del Plata, el actor Gerardo Romano intentó estacionar su vehículo en la puerta del teatro Lido donde hace una obra teatral.

Como la 4×4 de Gerardo Romano es de gran porte al actor le costó mucho esfuerzo intentar estacionarla en el lugar libre que había justo en la puerta del mencionado teatro.

Primera, reversa, primera, reversa y a medida que intentaba estacionar, el actor chocaba al auto marca Chevrolet que se encontraba detrás.

Para colmo la 4×4 del actor tiene un enganche para llevar un tráiler, etc., y con ese sobresaliente cada vez más chocaba y le hacía saltar la pintura al auto de atrás.

Finalmente y tras varios minutos de maniobras, Gerardo Romano pudo meter su camioneta pero los destrozos en el auto de atrás era indisimulables.

De la parrilla de enfrente al teatro Lido salió raudamente el parrillero quien resultó ser el dueño del auto al que Gerardo Romano había chocado, abollado y le había hecho saltar la pintura.

El hombre de unos 65 años y con acento italiano dialogó con el cronista de Intrusos y contó que cuando lo fue a encarar a Gerardo Romano por lo que había hecho y para pedirle los datos del seguro, el actor le respondió «Ya está. Bueno. No te enojes» y se metió rápidamente en el teatro.

El parrillero no tuvo más opción que volver a su local gastronómico y esperar a que Gerardo Romano terminara de hacer la función de su obra teatral para ver si luego de eso se acercaba a dejarle los datos del seguro o al menos a darle una explicación o pedirle disculpas.

Pero nada de eso sucedió. Al momento de escribir esta nota, siendo las 10:45 de este viernes 14 de Enero de 2022, todavía el parrillero sigue esperando por la presencia de Gerardo Romano.

Tal vez ahora que la gente de Intrusos contó lo sucedido con Gerardo Romano, y la noticia comience a rodar por todas partes, el actor K sienta algo de eso llamado vergüenza y se arrime hacia la parrilla de enfrente al teatro Lido para hacerse cargo de lo que hizo.

Tal vez Gerardo Romano no tenía el seguro al día, o vaya a saber que razones tuvo para no darle los datos al parrillero, pero lo cierto es que si tenía dificultades con su seguro al menos debió pedirles disculpas al damnificado y ponerse a su disposición para cubrirle económicamente los daños que le ocasionó a su vehículo.

Esperamos que con el correr de las horas y cuando el actor K se entere que su caso está tomando estado público, reflexione y se haga cargo de lo que hizo.