Gisela Barreto dijo la justa sobre la ideología de género le pese a quien le pese

La señora Gisela Barreto recorrió un largo camino desde que surgió como secretaria de Gerardo Sofovich y ya hace muchos años que su vida se enriqueció espiritualmente al haber encontrado a Dios.

Tras vivir unos años en España, Gisela Barreto volvió a radicarse en nuestro país y fue noticia en el 2019  por su férreo cuestionamiento a los que consideraban que la legalización es una cuestión de salud pública y, también por criticar con rudeza la implementación de la Ley de Identidad de Género.

Y esta ocasión Gisela Barreto estuvo dialogando con la gente del programa de radio, El Show del Espectáculo, y se volvió a manifestar en contra de la que considera “ideología de género” y aseguró que los colegios son los responsables de que haya niños y adolescentes transexuales.

Expresó: “Los chicos tienen que ser educados por sus padres en cuanto a lo moral. Después, todo lo que sea materias para aprender va en el colegio. Es fuerte la historia. Estamos transformando las escuelas en corruptores oficiales en donde los niños son adoctrinados en su vida afectiva y sexual”.

“El chico, cuando sea grande y se dé cuenta que quiere, él solito va a elegir. No va a ser necesario que se lo adoctrine con determinadas ideologías. Al niño le queda lo que le enseñan en una primera edad. El niño es una esponja y si lo adoctrinás con una ideología va a aprender eso. A vos cuando te enseñaron que no toques el cuchillo porque te lastima, no lo tomabas”, comparó.

“A mí me formaron de una forma y si hubiese tenido un niño lo hubiese hecho de la manera que estoy diciendo. Después, que los padres lo hagan de la forma que lo quiera hacer y que cada adulto, desde los 18 años, cuando sepa para donde ir haga lo que le plazca. Cada persona verá qué decisión toma, pero no los colegios. No quiero que a mis hijos lo eduquen en la parte moral”. Concluyó Gisela Barreto.

De esta forma la señora puso en palabras claras y profundas el pensamiento de millones de argentinos que no se suben a la ola las de nuevas modas, donde nos quieren hacer creer que vale todo y que todo da igual. ¿No le parece?