Grave Acusación del Gobierno de EE.UU. sobre el de Venezuela

EE.UU. acusa al Gobierno de Venezuela de suprimir la libertad de expresión de los ciudadanos con la aplicación de la Ley contra el odio, la portavoz del departamento de estado, Heather Nauert, dijo “la ilegítima Asamblea Constituyente lanzó su nueva herramienta para suprimir la libertad de expresión en Venezuela” al aprobar la denominada “ley contra el odio” para “suprimir las voces disidentes”

El gobierno estadounidense sentenció este jueves como una  nueva“herramienta para suprimir la libertad de expresión” la “ley contra el odio”  aplicada este miércoles  en el país venezolano por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y que pronostica largas condenas de cárcel, cierres de medios de comunicación e inhabilitación de partidos políticos que inciten a cometer delitos motivados por odio.

Heather Nauert, considera que  “El estrangulamiento de la democracia por parte del régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro, aumenta a diario”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, en una conferencia de prensa.

En la conferencia de prensa realizada el día jueves 09 de noviembre  la portavoz estadounidense indicó “Ayer, la ilegítima Asamblea Constituyente lanzó su nueva herramienta para suprimir la libertad de expresión en Venezuela, incluida la libertad de prensa, con la aprobación de una nueva ley diseñada para suprimir las voces disidentes, que entró en vigor inmediatamente”, agregó.

Nauert subrayó que “mientras que el régimen de Maduro siga comportándose como una dictadura”, Estados Unidos seguirá usando su “poder económico y diplomático” para presionarle.

“Por eso hemos anunciado hoy sanciones selectivas contra funcionarios venezolanos” que han cometido medidas “diseñadas para silenciar a la oposición”, añadió la portavoz.

Cabe mencionar que el mismo día jueves el gobierno estadounidense aplico sanciones individuales contra otros 10 funcionarios de gobierno de ese país, que pertenecen al régimen del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moros, a estos funcionarios se les acusó de “socavar la democracia, censurar a la prensa y administrar los corruptos programas gubernamentales de suministro de alimentos”. El Departamento del Tesoro congeló los bienes en Estados Unidos, les prohibió la entrada al país y prohibió a los estadounidenses que realicen cualquier tipo de negociación con alguno de ellos, entre los sancionados están su jefe de gabinete, dos ministros y uno de los vicepresidentes de la poderosa Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Estados Unidos mantendrá sanciones a los funcionarios venezolanos designados hasta que rompan con el régimen dictatorial de Maduro y apoyen la restauración de la democracia y el orden constitucional”, subrayó Nauert.

“Seguiremos exigiendo que rindan cuentas aquellos que busquen destruir la democracia venezolana y robar al pueblo venezolano el futuro próspero que merecen”, añadió.

La ley puesta en vigencia ese mismo miércoles por la ANC indica sentencias  de hasta 20 años de cárcel como castigo por promover e incitar el odio entre los ciudadanos y entre 8 y 10 años de prisión a los policías y militares que no acusen y castiguen esos crímenes.

También, autoriza a prohibir e inhabilitar para las elecciones futuras a los partidos políticos que “promuevan el fascismo” y demás “delitos de odio”.

Victoria Monello