Humilde albañil le canta las cuarenta a los Kirchneristas y planeros

En el día de ayer comenzó a circular por las redes sociales un video de un albañil que le envía un mensaje los Kirchneristas y los choriplaneros en su conjunto.

El video se viralizó en cuestión de horas, no solo por las palabras dichas por el protagonista, sino porque se trata de una persona de condición humilde que bien podría vivir de los planes sociales y en cambio eligió ganarse la vida trabajando.

Dice el albañil en el video que acompaña ésta nota “Buen día gente. Acá estamos trabajando”, y se lo ve en el techo de una casa junto a sus compañeros de trabajo, haciendo un encadenado de hormigón.

Y muestra un balde y una cucha de albañil y dice “Quiero contarles a la gente, a los Kirchneristas especialmente, que esto se llama ‘balde’, y esto una ‘cuchara”, y esto es concreto con cerecita y vamos a hacer la carga de una casa”.

“Si vos agarrás esto y te ponés a trabajar todos los días, los tipos que te dan laburo, te pagan. Es fácil, es fácil, tenés que trabajar 8 horas al día y te pagan”.

“Y gracias al Presidente Macri que como está la Argentina. Y a los Kirchneristas, especialmente a vos, choriplanero que vivís cortando las rutas, que te quejas de todo. Que te quejás por la nafta, que te quejás por la luz, que te quejás por el gas, de todo que quejás”.

“¿Sabés que? Agarrá una pala, agarrá una cuchara, andá a cortar pasto. Mira allá hay terreno, eso es pasto ves, si vos venís $400 en tres, cuatro horas lo cortas”.

“Preferís ir a la ruta, a cortar la calle, a c… a toda la gente que andan trabajando, que andan estudiando, y a los chicos”.

“Son una manga de hijos de re mil p… todos los Kirchneristas. Los odio, los odio a todo los Kirchneristas hijos de p… Los Moyano, los Kirchner… váyanse a la c… Estoy re caliente”. Finaliza el albañil.

En poco menos de dos minutos el humilde albañil resumió en pocas palabras todo su sentir sobre los Kirchneristas y también marcó como se manejan los choriplaneros que van a cortar rutas y a hacer marchas en lugar de ir ganarse la vida trabajando honradamente.