La gente del campo le dio un ultimátum a Alberto

Ya se sabe que la relación entre la gente del campo y el presidente, Alberto Fernández nunca fue ni será de las mejores y aun antes del 10 de Diciembre ya había tensión entre ambas partes.

Y una vez que asumió Alberto la cosa de complicó un poco más con la suba de retenciones a la exportaciones y la gente del campo se hartó de esperar una respuesta satisfactoria a su pedido de volver atrás con el hecho incrementar de 24,7 a 30 por ciento los derechos de exportación a la soja, y del 6,7 al 12 por ciento los de maíz y trigo.

Pasaron las días y todo está como al principio. Es por eso que el campo le dio un ultimátum al presidente Alberto Fernández y lo amenazó en torno a las medidas que aplicó sobre derechos de exportación. En ese sentido, advirtieron que si no hay respuestas hasta el 31 de enero habrá importantes protestas luego.

Fue luego de una reunión este sábado de empresarios del sector agropecuarios, en una asamblea en Pergamino. Allí entidades del sector elaboraron un documento donde reafirmaron la negativa “rotunda” a la aplicación de retenciones, y propusieron un cese de comercialización de granos y carnes ante el descontento por la presión fiscal.

Está visto que la paciencia de la gente del campo se está agotando y cuando ponen un fecha límite para tener una respuesta y si no habrá protestas, cabe recordar lo sucedido en el año 2008 cuando fue lo de la 125 y las entidades agropecuarias demostraron que hacen sus protestas a fondo.

Desde el Gobierno todavía no acusaron recibo sobre el ultimátum que les dio la gente del campo y se ve a quienes tienen que encargarse del tema, demasiados tranquilos, como si no creyeran en los dichos de los entidades agropecuarias.

Pero sin embrago todo parece indicar que a partir de que venza el plazo (31 de Enero) se abrirá para Alberto un gran frente de tormenta con el campo. Y si no lo resuelven los efectos pueden ser devastadores.