La temible amenaza de un sindicalista que no debemos dejar pasar

Parece que los sindicalistas cada día están más bravos, y una muestra de ello es el video que acompaña ésta nota donde se puede ver al señor Santiago Etchemendi, Secretario General del banco Provincia, seccional Buenos Aires, hablando a sus afiliados y arengándolos.

En un video de poco más de tres minutos, Santiago Etchemendi se repite con el discurso de que la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal les viene sacando beneficios y recursos a los empleados del Banco Provincia, y que el fin último es vaciar por completo a la entidad bancaria.

Hasta ahí parecía ser un discurso sindical como tantos otros, pero lo más duro se da cuando Santiago Etchemendi dice que van a salir a “reventar las calles” y le puso fecha y todo.

“El 4 (Abril) reventamos las calles para que la sociedad escuche que no nos fuimos de paseo en Semana Santa. Que escuche que el 4 no abrimos las puertas, pero estamos en la calle peleando, porque tenemos que hacer conocer a la sociedad lo que acá se está cocinando”.

Y continúa “Que es la liquidación del banco de la provincia de Buenos Aires a mano de Vidal y Curutchet. No a la entrega del banco de la provincia de Buenos Aires. Tenemos un compromiso y tenemos la camiseta puesta y así lo vamos a hacer conocer y así lo vamos a pelear”, concluye Santiago Etchemendi.

Después de ver el video, que asusta por cierto, no queda claro a que se refiere el señor Santiago Etchemendi cundo dice que el día 4 de Abril van a salir a “reventar las calles”, con el fin de que la sociedad escuche sus reclamos.

Por el bien del país, y de ésta sociedad que no quiere volver a viejos tiempos, esperamos que se trate de una especia de metáfora lo dicho por el bancario Santiago Etchemendi, ya que de no ser así estaríamos frente a una llamada a sembrar el terror en las calles, cosa que estamos seguros que la mayoría de los bancarios no desean.

Sería bueno que el señor Santiago Etchemendi explicara a través del medio que le resulte más cómodo, el sentido de sus palabras para que no haya malos entendidos, sobre todo en los tiempos que corren, donde la sociedad argentina está muy sensible.