Actualidad

Latam se hartó de los sindicalistas argentinos y se pudrió todo

La pandemia que estamos viviendo generó una crisis económica en miles de empresas y la aerolínea Latam no fue la excepción, ya que al dejar de volar y vender pasajes como lo hacía, se vio inmersa en serias dificultades.

Hay que señalar que Latam intentó por todos los medios salir adelante, pero esto no fue posible ya que no contó con la ayuda de los sindicatos del sector, ni tampoco el Gobierno argentino.

La aerolínea había dispuesto, entre otras medidas, reducir en un 50% el sueldo del personal que tenía a cargo, pero esto no fue acepto por los gremios ni por La Rosada.

Ante este situación tan angustiante y con la crisis económica ya instalada, la gente de Latam se hartó de no contar con apoyo del Gobierno y que los sindicatos se la hicieran cada vez más difícil y decidió cerrar la filial de Argentina, dejando a 1.700 personas sin trabajo.

Ahora solo falta que la empresa presente en el día de hoy un proceso preventivo de crisis (PPC) ante el ministerio de Trabajo para discutir cómo desvincula a sus 1.700 empleados.

En un breve comunicado, la gente de Latam expresó “El impacto que han tenido en Latam Airlines Argentina la pandemia COVID-19 y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual contribuyeron a configurar un escenario en extremo complejo, en el que no están dadas las condiciones para viabilizar y sostener a largo plazo las operaciones de la filial”.

Lo que significa en buen criollo: “estamos en crisis y los sindicalistas nos hacen la vida imposible, así que nos vamos ya!”.

Lo ocurrido con Latam es una muestra más de la irracionalidad de gran parte de los sindicalistas que tenemos en nuestro país, que dicen defender al trabajador, y en este caso por no aceptar una reducción de sueldos (cuando no se está trabajando) quedaron 1.700 empleados en la calle.

Este tipo de sindicalistas, con apoyo de algunos operadores del Gobierno, son los que llevaron al abismo a Latam y todo parece indicar que en ningún momento pensaron en los trabajadores, ya que siempre es mejor obtener el 50% de algo, a tener el 100% de nada, como les pasa ahora.

Botón volver arriba