Lilita Carrió regresa a la política

La primicia la dio la gente de la revista Noticias y da cuenta que Lilita Carrió está preparando su regreso a la arena política argentina.

Así lo confirmaron a la mencionada revista, los colaboradores más cercanos de Lilita que aseguraron que está hecha un “cohete” y no para un minuto preparándose para volver con todo.

Cabe recordar que Lilita anunció que dejaba la política en octubre de 2019. Tras 26 años de actividad, sentía que su salud estaba demasiado deteriorada, quería dedicarse a la docencia y a su propia vida. El retiro de la Cámara de Diputados se hizo efectivo el 1 de marzo de este año, en el inicio de las sesiones ordinarias.

Pero el estado en que en encuentra nuestro país con motivo de la pandemia, y a eso sumada la situación económica y social, hicieron que Lilita repensara seriamente la posibilidad de regresar a la escena política porque siente que el país la necesita.

Según contaron sus colaboradores, Carrió sintió que el país necesitaba de sus servicios. Empezó a leer los diarios nuevamente, a indignarse con las decisiones que toma el Gobierno (sobre todo en la provincia de Buenos Aires) y a evaluar los tiempos políticos.

Carrió entendió que la situación social y económica que quedará tras la cuarentena extendida, traerá demasiados problemas. “Está convencida de que la cosa no está como para que ella no juegue”, explica una de sus personas de confianza.

Sobre si Lilita será candidata en el 2021 nada dicen en su entorno ya que entienden que no es momento de hablar de candidaturas sobre todo porque Lilita no está atravesando su mejor estado de salud, pero tendría asegurado un lugar de privilegio en las listas.

El regreso que Lilita a la escena política argentina será gradual y primero se dará desde las redes sociales, como consecuencia del aislamiento social preventivo y obligatorio, y cuando pase lo peor del pandemia se verá como se lo instrumenta, ya que requerirá la presencia de ella en varios lugares.

Desde este lugar felicitamos a Lilita Carrió por tomar la decisión de regresar a la política argentina, lugar del que nunca se tendría que haber ido porque la Nación y la Republica la necesitan, hoy más que nunca.