Llegan Refuerzos a argentina para continuar la búsqueda del submarino perdido

La búsqueda del submarino argentino ARA San Juan ha sido reforzada con un equipo especializado de Noruega, Estados Unidos y  Rusia la búsqueda del submarino perdido con 44 tripulantes a bordo y en medio de la esperanza de los familiares de que haya sobrevivientes.

El buque noruego Sophie Siem llegó el lunes a la zona en donde se perdió la nave y en su interior lleva un mini submarino de la Armada de Estados Unidos y 44 chalecos salvavidas con la esperanza de encontrar con vida a los marinos.

La nave perdida inició su trayectoria en Ushuaia, ubicada en el extremo sur del país, y tenía que haber llegado el lunes pasado a Mar del Plata, una ciudad de la costa atlántica que está a 413 kilómetros de Buenos Aires.

El jueves, la Armada argentina confirmó que el 15 de noviembre, tres horas después del último contacto que el submarino tuvo con la base naval, se había registrado una explosión en la zona, lo que genero tristeza y poca esperanzas para los familiares de los submarinistas de encontrarlos con vida.

El Portavoz de la Armada, Enrique Balbi, nutrió las esperanzas de los familiares al asegurar que, a pesar de que “es muy baja” la probabilidad, “que hayan pasado 11 días no quita que puedan estar en una situación de supervivencia extrema”.

Afirmó que al operativo se sumará equipo enviado por el gobierno ruso y compuesto por un buque y un vehículo sumergible teledirigido Panther Plus, el cual puede sumergirse a una profundidad de mil metros y detectar objetos a través de cámaras en blanco y negro y a color.

La poca información sobre lo que pasó con el submarino ha generado  tensión con los familiares, quienes responsabilizan al gobierno de haber ocultado información, además de que han denunciado corrupción y falta de presupuesto para las Fuerzas Armadas.

El gobierno de Mauricio Macri también se está viendo afectado en medio de esta desgracia, quien, según versiones periodísticas, ha indicado que tiene previsto modificar a la cúpula de la Armada en cuanto se logre ubicar al submarino.

Entre los funcionarios más criticado está el ministro de Defensa, Oscar Aguad, ya que su falta de estrategia para manejar el caso le valió críticas incluso entre otros miembros del gabinete.

Redactora. Victoria Monello.