Lombardi les dio donde más les duele a los revoltosos de Télam

Cuando a finales del mes de Junio de este año se produjeron 357 despidos en la agencia de noticias Télam se armó una de aquellas que incluyó medidas de fuerza, paros y movilizaciones varias de parte de los trabajadores y de grupos de izquierda que siempre se enganchan en todas.

Pero lo cierto es que unos días antes de que la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner dejara el poder, nombraron a cientos de empleados nuevos en Télam y esto ocasionó un verdadero dolor de cabeza a la agencia de noticias, ya que con tantos empleados la cuestión organizativa se complicaba un poco.

Ya que como en cualquier empresa u organismo del Estado, si hay más empleados de los que verdaderamente se necesitan, entonces empezarán los problemas.

Es por eso que las autoridades de Télam, con el aval de Hernán Lombardi, decidieron en el mes de junio tomar el toro por las astas y sacaron gente que estaba de más, despidiendo a 357 empleados.

Y hace unos días la justicia falló a favor de un grupo de trabajadores despedidos de Télam y ordenó que fueran reincorporados a sus puestos de trabajo, con lo que unos 260 empleados ya fueron reincorporados.

Claro está que durante los meses donde todavía no habían sido reincorporados los trabajadores despedidos, sus compañeros en solidaridad llevan huelgas dentro de la agencia de noticias Télam.

Y Hernan Lombardi se puso firme y les demostró, más allá de lo que haya dicho la justicia sobre la reincorporación de los despedidos, quien tiene la última palabra ya que dispuso que a quienes hicieron huela se les descuenten los días que no trabajaron.

De esta forma se le descontaron entre 21 a 26 días a varios trabajadores huelguistas, y en algunos casos la suma descontada ronda los $30.000.

Y los empleados de Télam están que trinan ya que creían haber obtenido una victoria cuando la justicia dispuso que gran parte de los despedidos sean reincorporados y ahora se encuentran con este balde de agua fría que son los descuentos por haber hecho huelga.

Tal vez Hernan Lombardi al darles a los revoltosos de Télam donde más le duele, les esté enviando una mensaje claro “El que no trabaja no cobra”, como sucede en cualquier trabajo y con cualquier hijo de vecino.