Mal día para músicos Kirchneristas del grupo La Renga

Tiempos difíciles para los que vivimos en la Argentina, ya que de la inseguridad está a la orden del día y golpea fuerte sin importar si el damnificado es amigo del poder.

Porque ninguno de nosotros estamos a salvo de un padecer un robo o hecho de inseguridad y mucho más en los últimos días donde parece que hay un incremento incesante de los delitos.

En esta ocasión la inseguridad golpeó fuerte a uno de los músicos Kirchneristas del grupo La Renga que supo dar recitales cuando Cristina era presidenta.

El hecho de inseguridad da cuenta que un grupo de delincuentes ingresó el fin de semana de la casa familiar de Gabriel «Tete» Iglesias, bajista de La Renga, y se llevaron todo.

La noticia del robo a la casa del músico K, la dio a conocer su propia esposa (también música), quien en su cuenta de Instagram detalló lo sucedido.

«El sábado mientras estábamos en Concordia -donde La Renga congregó a 40.000 personas- entraron a robar a nuestra casa y se llevaron todo. Voy a publicar algunos de todos los instrumentos que se llevaron. Si los ven publicados en algún lugar contáctense conmigo o con alguien de mi familia, gracias».

De esta manera, la baterista Silvina Cendón contaba detalles del robo que sufrieron en su vivienda y pedía por favor que si alguien veía algunos de los instrumentos, le avisara.

Está visto que los delincuentes no se fijan en quien es quien a la hora de robar, y todo parece indicar que en el caso del robo al músico K, se hizo un trabajo de inteligencia previa.

Ya que los delincuentes sabían perfectamente que el bajista, Gabriel «Tete» Iglesias estaba a miles de kilómetros al igual que su esposa, por lo que tuvieron varias horas, incluso días para desvalijar la casa.

De momento Cristina Fernández de Kirchner no emitió comunicado alguno solidarizándose con Tete y su esposa por el robo sufrido.

Atrás quedaron para el músico y su esposa los recitales que supieron dar en los tiempos de Cristina en el poder.

Ahora los músicos tendrá una ardua tarea y van a tener que dar muchos recitales para poder volver a comprarse parte de las cosa que les robaron.

Así es la inseguridad en nuestra querida Argentina, golpea a quien sea y no se salvan ni los amigos de Cristina.