Mauricio Macri se vengó de Mirtha Legrand

Dicen que en la vida todo vuelve y que es un calesita. Que hoy estás acá y mañana podes estar allá, y pasado de nuevo acá o vaya uno a saber dónde.

Y de esto puede dar fe la conductora Mirtha Legrand quien durante el año 2015 se la pasó hablando maravillas del entonces candidato a la presidencia, Mauricio Macri. Y así siguió durante un tiempo más hasta que un día de buenas a primeras se convirtió en la crítica número uno del Gobierno.

Y si bien cada dos por tres la diva de los almuerzos dice tibiamente, como al pasar, que sigue apoyando al Gobierno de Mauricio Macri, tuvo palabras bastantes desafortunadas y ahora parece que está más preocupada por ver si consigue sentar a su mesa a Alberto Fernández, luego de haber dicho que jamás lo invitaría.

Así que los últimos tiempos nadie sabe bien a que está jugando Mirtha Legrand, ya que pasó de apoyar a Mauricio Macri, a decir que era un fracasado, y a sostener que jamás invitaría a su programa a Alberto Fernández y ahora se desvive por invitarlo.

Pero dicen que en el vida tarde o temprano todo vuelve, y la diva de los almuerzos seguramente sintió una gran desazón al enterarse que Mauricio Macri celebró una cena de despedida y que estuvieron varios famosos invitados, y ella no fue invitada.

El lunes por la noche se hizo la mencionada cena en Olivos y Susana Giménez, Guillermo Francella, Mariana Fabbiani y Oscar Martínez fueron algunos de los invitados que dijeron presente, sin embargo algo llamó mucho la atención: la gran ausente de la noche fue Mirtha Legrand.

Y en el marco de una gala solidaria, la Chiqui rompió el silencio y habló por primera vez del tema y confirmó que no fue invitada al encuentro.

“¿Por qué no fue a la cena?”, preguntó el cronista de Involucrados. “No me invitó chicos, no me invitó”, confesó Legrand confirmando los rumores y sorprendida por la actitud del Presidente. Y agregó: “La otra vez me los encontré (en referencia a Mauricio Macri y Juliana Awada) en la fiesta del diario LA NACIÓN y me dijo: ‘Ay, vamos a comer pronto’, pero esta vez no me invitaron”.

De esta forma la propia diva de los almuerzos no tuvo más remedio que confesar que no fue invitada a la cena de despedida de Mauricio Macri, porque está más que claro que ya no es bienvenida luego de sus actitudes que cayeron muy mal en Olivos.

Dicen que la venganza es un plato que se come frío. ¿No le parece?

Cargando...