Mirá que hicieron con la plata de la valija de Antonini Wilson

El 4 de agosto de 2007 un hecho conmovería al sociedad argentina, en coincidencia con la campaña de la entonces candidata a presidenta Cristina Fernández de Kirchner y, también, de un referéndum impulsado por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para modificar la Constitución y habilitar su reelección.

Aquel día las autoridades de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvieron en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, al empresario venezolano, Antonini Wilson, cuando éste pretendía ingresar al país con esa suma de dinero, que no había declarado ante las autoridades.

Gran sorpresa se llevó María Luján Telpuk, quien ese entonces era agente de la policía de seguridad aeroportuaria, cuando al indicarle al señor Antonini Wilson que abriera su maleta se encontró que en la misma había 790.000 dólares que se estaba intentando ingresar al país en forma ilegal.

Pasaron más de 10 años de aquel hecho y mucha agua bajo el puente. Y hoy por hoy Antoni Wilson se encuentra viviendo en los Estados Unidos bajo la figura del arrepentido.

Y una de las cosas que muchos argentinos se preguntaban que iba a suceder con los 790.000 dólares que traía Antoni Wilson cuando fue interceptado en el aeroparque.

Y la respuesta está en la imagen que acompaña esta nota. Ya que con el dinero que había en la valija de Antonini Wilson se construyó un espacio de primera infancia en Villa Bonita, Oberá, provincia de Misiones.

El Presidente Mauricio Macri estuvo en el día de hoy inaugurando el lugar que se llama “La casa de los Gurises” y en un breve discurso dijo “Esta obra simboliza el cambio que hemos emprendido los argentinos, y eso nos va llevar a tener un gran futuro, como esperamos que estos chiquitos, que reciben tanto amor, tengan. Esta obra que es tan real, que la podemos tocar, el mobiliario, estos escritorios, tienen que ver con plata recuperada de la corrupción”.


Agregando “Ya hace muchos años atrás, gracias a una policía que tuvo el coraje de ejercer su trabajo y su autoridad y responsabilidad, interrumpió el paso de una valija, lamentablemente después siguieron bolsos. Pero esa valija, que se conoció como la valija de Antonini Wilson. Vaya a saber cuántas valijas pasaron y tal vez otros policías no se animaron a pararla. Después nos enteremos que era algo habitual que sucedía entre autoridades de Argentina y Venezuela”.

“Gracias a que ella (María Luján Telpuk) se animó, ese dinero pasó a estar aplicado a lo que siempre debió aplicarse, a obras en favor en este caso de los misioneros y de todos los argentinos. Creo que realmente las cosas empiezan a ponerse donde deben estar, que es para resolver los problemas de la gente y no hay nada más lindo que ocuparse de los chicos para que tengan futuro”. Concluyó el Presidente Mauricio Macri.