No fue buena idea ir a robarle las garrafas a un jubilado

El hecho ocurrió en la zona Oeste del Gran Bueno Aires y da cuenta que en horas de la noche de este últimos jueves tres delincuentes ingresaron a un domicilio con intenciones de robo.

Los malhechores se metieron en un casa quinta saltando el alambre perimetral y aprovechando la oscuridad de la noche para robar dos garrafas que se encontraban en la finca.

El jubilado se dio cuenta que tenía chorros en su casa

Los movimientos de los delincuentes fueron advertidos por el dueño de la casa que resultó ser un jubilado, quien al ver a tres jóvenes dentro del parque se su casa intentando robarle la garrafas, les pegó el grito para espantarlos.

Pero uno de los delincuente extrajo de entre sus ropas un arma y amenazó al jubilado, demostrando que estaban dispuestos a todo.

El Jubilado resistió

Al ver que  uno de los delincuentes le estaba apuntando, mientras los otros dos seguían con las tareas para llevarse las garrafas, el jubilado no se quedó atrás y también extrajo de entre sus ropas una arma y le entró a tirar a los chorros.

El jubilado les dio a los delincuentes para que tengan, guarden y repartan, y los puso en huida, ya que los tres salieron corriendo y saltaron el alambre perimetral de la finca con rumbo desconocido.

Sorpresa y media

Tras el llamado al 911 se acercó la policía a la casa del jubilado que echó a los chorros a los tiros, y encontró en el parque de la finca el arma con la que uno de los delincuentes había usado para apuntar al jubilado y resulto que era de juguete.

Por eso motivo, los chorros no le tiraron al jubilado, ya que no tenían armas de verdad y al ver que los estaban baleando salieron corriendo.

Mientras el personal policial se encontraba realizando tareas de investigación en la casa del jubilado les llegó la información que dos personas habían dejado abandonado a un joven en la puerta del hospital zonal con un herida de bala.

No pasaron muchos minutos para que el personal policial se diera cuenta que el joven con la herida de bala que habían arrojado en la puerta del hospital del barrio era uno de los chorros que le había querido robar la garrafa al jubilado.

Cómo está la situación

jubilado-baleo-delincuentes-garrafa

De momento se desconoce que fiscal está actuando en la causa y solo se sabe que el delincuente herido está internado en grave estado, mientras que el jubilado se encuentra en su domicilio haciendo reposo para recuperarse del mal momento que le toco vivir.

En tanto no se sabe nada de los otros dos delincuentes que al parecer no recibieron impactos de bala y son intensamente buscados por la policía.

Las garrafas no fueron secuestradas y permanecen intactas dentro de la casa del jubilado.