No perdonó a nadie: Durísimo editorial de Marcelo Longobardi

El periodista Marcelo Longobardi hizo un durísimo editorial en el día de hoy donde no perdonó a nadie y se lo escuchó sumamente molesto.

Dijo Marcelo Longobardi “A los datos económicos del día de hoy se le suman los comentarios que ésta mañana acaba de hacer el señor Dujovne en su condición de columnista televisivo, o Ministro de hacienda. Francamente no lo sé”.

“Dujovne dijo que ‘el programa económico del Presidente Macri sigue siendo el mismo’. Y entiendo que al momento no tenemos muy en claro cuál es”.

“Y a mí lo que me preocupa es que está haciendo el Presidente Macri, no el Ministro de Hacienda, Dujovne, o el presidente del Banco Central”.

“El Presidente Macri podría tener ante ésta situación, que ojala sea pasajera, tres posiciones posibles: El Presidente puede estar inclinado a hacer cambios, el Presidente puede estar en una instancia irresoluta frente a la crisis, o el Presidente puede estar duro’. Son las tres posiciones que hay para un Presidente frente a una situación complicada como ésta”.

“Y el Presidente Macri no está ni inclinado al cambio, ni irresoluto. Está duro. Y diría yo por lo que yo sé, está más duro que nunca”.

“El Presidente está incambiable. No es una persona que esté hoy inclinada a producir cambios más relevantes que los que ocurrieron ayer”.

“Me parece que es interesante establecer el orden de los problemas. ¿Que es lo que viene primero acá? ¿Tenemos una crisis de que? ¿Cambiaria, monetaria, económica, o tenemos una crisis política?”.

“Creo que es muy importante tener un diagnóstico más o menos cercano de que nos pasa, para buscarle la vuelta. A mí me da la impresión de que esto parte de algunas concepciones que tiene el Presidente Macri en general, y el Gobierno del Presidente en particular, respecto de decisiones políticas muy raras”.

“La primera es la que dice que el Gobierno no tiene todo el poder para emprender un proceso de reformas, y que las elecciones de Octubre del 2017 no arrojaron un resultado que le permita al Gobierno ser más profundo con los cambios que el Presidente debe tener en su cabeza”.

“Y también con éste formato tan particular que tiene el Gobierno de administración de los temas públicos. Un gabinete rarísimo que tiene ministros, muchos de los cuales no tengo idea que hacen. Inclusive acabo de ver al Ministro Dujovne en una condición más parecida al de columnista político y económico de un programa de televisión, que al de un Ministro de Hacienda al mando de una semejante crisis”.

“Y yo no conozco que ningún ciclo de recuperación de la economía se produzca en un contexto político adverso. El contexto político adverso es el que se creyó el Gobierno”.

“Durante los primeros años del Gobierno de Macri argumentaron como que consecuencia del Kirchnerismo, y que la herencia era complicada, y que los problemas sociales de la Argentina, y las minorías parlamentarias, el Gobierno tenía seria dificultades políticas para actuar de manera más potente en el ámbito económico”.

“Y finalmente todo el mundo, yo incluido, terminaron creyendo ese argumento. Y ese argumento descontaba la noción que efectivamente al triunfar en las elecciones del año pasado, ahí si íbamos a ver una suerte de ‘verdadero Macri’ yendo más a fondo con los problemas dramáticos que tiene la economía argentina”.

“Tenemos inflación, problemas cambiarios y monetarios, problemas de importación y exportación, problemas salariales, impositivos, tenemos todos los problemas. Y se descontaba que el Presidente Macri y su Gobierno iban a ir más fuerte con las reformas económicas. Primero rápido, porque los tiempos políticos apremian, y segundo, como consecuencia de un triunfo electoral como ocurrió en Octubre del año pasado”.

“El origen del problema está en esa interpretación que el Gobierno hizo de su propio triunfo en Octubre del año pasado cuando el Gobierno imaginó poco menos que no había ganado las elecciones, como consecuencia de lo cual, no tenía margen para actuar, y actuó suave, y en vez de acelerar, acentuó el gradualismo”.

“Sumado a esto el hecho de que nadie entiende, a pesar que el Presidente le molesta mucho que se le objete su mecanismo y su formato, nadie entiende el modo de actuar del Gabinete. Por ejemplo ¿Dónde está el Presidente Macri o el Jefe de Gabinete? Porque ésta explicación que ha hecho el señor Dujovne ha sido para los mercados, no para los argentinos”.

“Él (Dujovne) le acaba de hablar a los banqueros. A la gente normal no le dijo ni palabra. A mí me parece que la lectura que hizo el Gobierno de si mismo nos condujo a éste problema. Ellos entendieron que no había mucho margen para actuar, y dentro de ése margen escaso el Gobierno actuó de manera muy escaza y terminamos en un acuerdo con el FMI, que pareciera que agrava las cosas, más que resolverlas”.

“Tengo la impresión que el Presidente ha resuelto llevar al país eventualmente al lugar correcto, ponele Mar del Plata, pero por la banquina. Le encanta la banquina, como que le gustar sufrir. Porque bien no la debe estar pasando creo yo”.

“Es cierto que no tenemos una autopista que nos lleve suavemente a Mar del Plata en tres horas. Tenemos un camino de ripio, o con pozos. Pero es mejor el camino con pozos, que la banquina”.

“No sabemos si el Presidente quiere romper con el Peronismo, o quiere acordar con el Peronismo. No sabemos si quiere al del Banco Central, o no lo quiere. No sabemos si el Presidente o su Gobierno quieren ir para acá, o quieren ir para allá”.

“¿De que programa económico habla Dujovne? No tengo idea. Acá hay una especie de empecinamiento en llevar al país al lugar correcto, por el lugar inapropiado. Y por la banquina vas a los saltos, te embarrás, te patina el auto”.

“¿Y así vamos a estar hasta Octubre, cuando el Gobierno consiga eventualmente algún acuerdo con el Peronismo para acodar un presupuesto que ordene las cosas?”.

“Yo entiendo que a partir de la lectura que hizo el propio Gobierno a partir del resultado de las elecciones de Octubre del año pasado, el Peronismo se dispone a sustituir a Macri, no a ayudarlo. Habrá algunos que lo querrán sustituir de manera más brutal, y habrá algunos que lo querrán hacer de manera electoral”.

“Pero en cualquier caso el propósito del Peronismo en su conjunto, con independencia del club del helicóptero o los que pretenderán ganarle en elecciones normales, es el mismo, sustituirlo”.

“Pero acá hay una suerte de empecinamiento de llevar al país por la banquina. Y ya estamos en la cajuela de la pickup a los saltos, con un Presidente empecinado en no hacer modificaciones de fondo, que son las que me parece que requiere el momento”.

“Esto es, una modificación del enfoque político del Gobierno, y una modificación sustancial en el equipo de gobierno del Presidente Macri”.

“Con toda la simpatía que uno puede tener por el papel de Nicolás Dujovne en éste momento, no es el Ministro con la envergadura suficiente para manejar una situación de ésta naturaleza. Excepto que yo esté muy equivocado, pero me da la sensación que la percepción que yo les trasmito es la que está en el conjunto de la sociedad”.

“Esto debe ser puesto en los términos que corresponde: primero lo primero. Acá hay una situación política complicada producto de una interpretación bastante rara que el Gobierno hizo de sí mismo, y que derivó en que la gente se lo creyó. ‘Si ésta gente se creen débil, pues deben ser débiles'”.

“En segundo lugar una falta de credibilidad, no ya de Federico Sturzenegger, sino de gran parte del equipo del Presidente, como consecuencia de que las cosas salieron mal”.

“Y tercero, vemos un Presidente durísimo empecinado en transitar el camino a Mar del Plata por la banquina embarrada”.

“Repito: No se me ocurre que algún nivel de recuperación económica se produzca en un contexto político tan adverso”. Concluyó Marcelo Longobardi.