Nuestra solidaridad con Larreta tras los lamentables hechos del viernes pasado

Muchas se veces se habló en este espacio de la intolerancia del ser humano y fueron innumerables las notas que hicimos solidarizándonos con quienes la sufren en carne propia.

Pero en este ocasión debemos reconocer que el video que vimos, y que acompaña esta nota, nos impactó y mal porque muestra que se está entrando en un terreno sumamente peligroso donde ya se pasaron todos los límites que uno se puede imaginar.

Los hechos sucedieron el viernes pasado cuando el Jefe de Gobierno de La Ciudad, el señor Horacio Rodríguez Larreta camina junto a otro funcionario por una de las calles de la Capital Federal.

Cuando fue divisado por un ciudadano que decidió encender su teléfono celular y comenzar a filmar a Rodríguez Larreta mientras este caminaba tranquilamente.

“Ahí vienen los sinverguenzas del PRO. La verdad es que son unos sinverguenzas”, dice quien está filmando. Y ante el gesto de Rodríguez Larreta que atina a levantarle el pulgar, el hombre se enfurece y le dice “Si, saludá, maricón, sinverguenza”.

Y el hombre sigue con una catarata de insultos irreproducibles, “Chorro, ladrón, hijo de p…, la c… de tu madre, hijo de p…, seguí robando hijo de p…, van a terminar todos en cana, sor…, mal par…, ojalá les agarra can… de…, hijos de p… ladrones, sor…, manga de basuras, forr…”.

Al ver el video una y otra vez se puede notar que quien insulta a Rodríguez Larreta está lleno de bronca y tiene una actitud verdaderamente hostil hacia el Jefe de Gobierno de La Ciudad. Y da para pensar que no se trata de un simple ciudadano molesto con una gestión de Gobierno, sino que hay algo más.

Lo curioso que es que lo trata a Larreta de miedoso, pero el que no da la cara es precisamente el hombre que insulta y está filmando el video, quien da tota la sensación que estuvo esperando a que Rodríguez Larreta pasara por el lugar para comenzar a insultarlo de arriba a abajo y que todo quede grabado.

Desde este lugar nos solidarizamos con Rodríguez Larreta y con todos aquellos que sufren la intolerancia de unos pocos que se creen con derecho a increpar a los demás solo porque tienen posturas ideológicas distintas.