Argentina

Nuestra solidaridad con Paulo Vilouta tras los graves hechos ocurridos

Una vez más nos vemos en la obligación de tener que hacer una nota solidarizándonos con un colega, y quisiéramos realmente que fuera la última.

Ya se sabe que en Argentina existen distintos tipos de periodistas, y cada uno tiene su propia visión de la realidad, y con estilos duros o moderados, todos decimos lo que pensamos en ésta democracia que supimos conseguir.

En ésta ocasión tenemos que hablar de lo sucedido anoche en el programa “Intratables” que se emite por el canal “América”, donde se vivió un lamentable momento entre el periodista, Paulo Vilouta y el gremialista del subte, Néstor Segovia.

Todo comenzó a raíz de una información que tiró Paulo Vilouta, quien dijo que éste viernes habría paro de subtes en solidaridad al paro que llevaban a cabo los docentes.

En el piso se encontraba el metrodelegado, Néstor Segovia, quien desmintió ésta información, aclarando que el paro de subtes que realizarían tenía por motivo el hecho de que no se los llamó a discutir paritarias.

Se produjo entonces un tenso diálogo entre Paulo Vilouta y Néstor Segovia, donde el periodista defendía el derecho de los usuarios a viajar en subte, y el metrodelegado lo acusaba de ser un periodista que iba a la baja y que por ese motivo así estaba el país.

Entonces Paulo Vilouta dijo que los metrodelegados son vagos, y esto hizo estallar de furia a Néstor Segovia quien se puso de pie, y en forma intempestiva se dirigió hacia donde se encontraba Paulo Vilouta, con una actitud patoteril y amenazante.

El cuadro que se vio por la TV realmente fue de terror, ya que verlo a Paulo Vilouta siendo patoteado en vivo por un sindicalista, marca que estamos sobrepasando un límite del que luego no habrá retorno.

Néstor Segovia, de pie y con un dedo acusador, frente a Paulo Vilouta tenía la clara intención de que el periodista reaccionara, pero éste último permaneció cruzado de brazos, demostrando que no estaba dispuesto a llevar la discusión a otro plano.

Por su parte el conductor, Santiago del Moro, se llevó la cámara de TV hacia él mismo, con la intención de que no se viera el momento en que el metrodelegado patoteaba al periodista.

La situación fue tan tensa que el propio, Santiago del Moro, llegó a tapar con su mano la cámara para que se viera lo menos posible del bochornoso espectáculo, mientras le pedía a Néstor Segovia que se calmara.

“Para un minuto, no quiero, esto, Néstor con respeto todo. Néstor, Néstor, Néstor por favor, tranquilo, tranquilo” decía Santiago del Moro, y logró que el metrodelegado deponga su actitud amenazante.

Finalmente, el metrodelegado se fue a su lugar, y aun de pie seguía increpando a Paulo Vilouta, quien se preguntaba en voz alta, si los gremialistas eran los dueños del subte.

Santiago del Moro, visiblemente nervioso, continuó con el reportaje al metrodelegado y repasaron algunos motivos del paro que van a realizar en el día de hoy, y ya todo pasó.

Desde éste lugar nos solidarizamos con nuestro colega, Paulo Vilouta, ya que es inconcebible, que una persona intente patotear a otra solo por el solo hecho de que no le gusta lo que ésta dice.

Y si bien la palabra “vago” es muy fuerte, y puede llegar a molestar, las cosas no se arreglan con violencia, ni patoteadas, ya que todo se puede hablar y discutir. Porque si a cada cosa que nos molesta del otro, vamos a reaccionar con violencia, entonces estaremos destruyendo la sociedad.

Botón volver arriba