Oscar Martínez bancó a Macri y destrozó al Populismo

El actor Oscar Martínez estuvo conversando durante la semana con Laura Di marco en Radio Mitre y se refirió a la situación del país en general y al populismo en particular.

En primer lugar Oscar Martínez habló sobre la “toxicidad” que impera en el país y dijo que “la crispación, la confrontación permanente, el maltrato, la violencia y la inseguridad” generan un aura de toxicidad en Argentina en general y Buenos Aires en particular.

De hecho, el actor reconoció que es la primera vez que se le cruza por la cabeza abandonar el país, aunque no de forma definitiva. “Soy un árbol muy añoso como para transplantarme pero como tengo la posibilidad de trabajar en otros países, me gustaría ir y venir”, explicó.

Al mismo tiempo, señaló que la Argentina es un lugar “complicado para embanderarse políticamente teniendo una profesión pública” ya que “a veces, la gente te pasa factura por pensar de una determinada manera”.

En ese sentido, Martínez destacó que aquellos que forman parte de la vidriera pública “no deberían abonar la discordia”. A su juicio, esto no quiere decir que no se pueda disentir, “pero hay que cuidarse de no agredir al otro y de no descalificar masivamente”.

Y cerrando la entrevista, Oscar Martínez se refirió al populismo asegurando que “le ha hecho un daño enorme a la Argentina en todos los órdenes”.

Dentro de los males populistas, el actor definió al peor como “la creación de una cultura que hoy nos impide considerar otra manera de concebir al país”.

“Más allá de los aciertos, los desaciertos y la mala fortuna de este gobierno, todavía tengo un hilo de esperanza de que estas tormentas que parecen querer llevarnos al pasado sean las consecuencias inevitables de que algo está cambiando”, agregó.

A su vez, Martínez aseveró que “la miseria y la ignorancia son funcionales al populismo”. Bajo su perspectiva, los distintos movimientos populistas “han condenado a la gente a la pobreza porque ese es su negocio”.

De esta forma el actor dejó bien en claro su visión acerca del populismo al que considera un enorme mal para la sociedad y que hace su negocio con la pobreza de la gente. Y al mismo tiempo señala que tiene esperanzas en que el actual Gobierno pueda cambiar las cosas.