Osvaldo Bazán canta la justa sobre la triste realidad de los argentinos

El periodista y escritor Osvaldo Bazán con 56 años sobre sus espaldas parece haberlo vivido todo en este bendito país del que alguna vez nos dijeron que estaba condenado al éxito, pero que vive de fracaso en fracaso.

Y Osvaldo Bazán se tomó unos días de vacaciones y escribió un durísimo editorial sobre el ajuste de Alberto, las promesas incumplidas a 12 días de asumir y de cómo nos viven engañando una y otra vez algunos políticos.

En editorial de Osvaldo Bazán se puede leer completo AQUÍ y las palabras del periodistas son tan sentidas y exactas que hasta el propio director de cine Juan José Campanella lo felicitó, junto a otros famosos e ilustres pensadores argentinos.

Dice Osvaldo Bazán “Una parte importante de los ciudadanos del país siente (sentimos) que nos estamos quedando sin país. Que unos cuántos tipos siguiendo intereses muy claros (los propios) han entregado la república por dos monedas (lo de “dos monedas” claro, no es literal).”.

” Empiezan como siempre cambiando el significado de las palabras. Entonces “devaluación” que es algo que todos conocemos y significa que somos más pobres pasa a ser simplemente “un impuesto al turismo”.
“Ajuste” que es algo que todos conocemos y significa que somos más pobres pasa a ser simplemente “solidaridad”.
Lo que no terminan de entender es que ya sabemos que las palabras en sus bocas mentirosas no tienen ningún valor.”.

“No hay Dylan que pueda engañar a argentinos que ya escucharon que no se contabilizaba pobres para no estigmatizarlos; que en Chaco había desocupación 0; que en Argentina se comía por 6 pesos o que en este país había menos pobres que en Alemania”.

“Eso es lo que no terminan de entender. Que ya no hay espacio para el engaño. Que nadie puede decir “el 10 de diciembre subo 20 % las jubilaciones” y el 20 de diciembre anunciar un ajuste a jubilados que cobran 20.000 pesos.
Que no alcanza tanto ex colega tirando la pelota afuera cuando lo que cubre el país es un ajuste contundente en base a impuestos y desenganche de jubilados”.

“Que quedó claro que la Iglesia ayudó a imponer el número 40 al real 32. Y por supuesto que es horrible que el país tenga 32% de pobres. Pero más espantoso y escandaloso (aunque no haya producido ningún escándalo) es que la Iglesia juegue a través de la UCA con ese número, largándolo oportunamente con malicia para beneficiar su relato. Que ya sabemos que el Papa miente”.

“Carlos Caserio tartamudea cuando Carolina Amoroso le pregunta en TN por el esfuerzo de la política y, cínicamente contesta “Hablar del esfuerzo de la clase política es no entender al Estado, no es un elemento productivo del país”. Claro que no son todos lo mismo. Claro que hay legisladores que ya se vendieron antes de jurar. Claro que no es lo mismo sacar una ley que ajuste la jubilación por inflación + salarios como hizo el gobierno anterior que decretar “te aumento cuando quiera lo que quiera”. Te superaron, Discépolo, los inmorales ya no sólo nos han igualado. Nos han superado”.

Soy periodista, digo lo que veo. Tiempos raros cuando por decir la verdad te meten un “periodista militante”. No me considero más militante que de la verdad que veo, me entero, compruebo. ¿Significa que decir la verdad es ser opositor? Entonces, ¿mentir es ser oficialista?
Hay algo para decir justo ahora. No ganaron los mafiosos por siempre. Es cierto que es difícil verlo. Pero hay otro país”.

” Lo estoy recorriendo ahora. Hay gente honesta, trabajadora, valiente. Está un poco desorientada porque no sabe luchar con armas tan bajas, porque el cinismo de pedir igualdad para que todos seamos pobres Dylan comiendo de la mano caprichosa del amo es demasiado; porque la caradurez de convertir “políticos presos” en “presos políticos” los paraliza; porque no son así.”.

“No hay tierra arrasada. Hay tierra con bronca. Quizás estén preparando el banquete porque crean que la venganza es un plato que se come frío. Lo que no saben es que hay mucha gente muy caliente”. Concluye Osvaldo Bazán.

Este fueron los párrafos principales del tremendo editorial que el periodista escribió y que con sentidas palabras hace un descripción impresionante de lo que está pasando con nuestro querido país.

Vale la pena leer una y otra vez lo escrito por Osvaldo Bazán porque en cada nueva lectura se descubren cosas nuevas y se llama nuevamente a la reflexión.

Felicitaciones para este valiente periodista, que nos hace sentir orgullosos de ser argentinos.