Pésimo momento para Axel Kicillof en Lincoln

El martes por la mañana el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof visitó por una horas la ciudad de Lincoln y no la pasó nada bien, ya que fue recibido con abucheos y un ensordecedor bocinazo por parte de vecinos de la zona.

En el video que acompaña esta nota se puede ver el momento en que Axel Kicillof desciende de una camioneta, luego de haber llegado en helicóptero hasta Lincoln, y apenas asoma la cabeza y pone un pie en tierra se escuchan los gritos de la muchedumbre y el bocinazo en una muestra más que el Gobernador no era bienvenido en esa ciudad.

Axel Kicillof hace como que no escucha nada y sigue a paso firme hacia el interior de una finca donde lo esperaban empresarios locales.

Pero en verdad el gobernador escucho, y claramente el ensordecedor recibimiento que le dieron los vecinos de Lincoln, y optó por avisarle a la gente que un grupo de ellos serían recibidos para conversar.

Fue así como tres madres de alumnos que hace meses y meses que no tienen clases en Lincoln se reunieron con el jefe de Gabinete, Carlos Biacno quien les explicó la normativa vigente y se comprometió a revisar la situación sanitaria del municipio, que hace tres meses está en fase 2 y sin presencialidad escolar.

Un rato más tarde Axel Kicillof estuvo dialogando con La Radio Posta de Lincoln y minimizó el tremendo bocinazo con el que fue recibido apenas llegó a la ciudad. “Recién había un grupito pequeño de gente muy ruidosa, protestando. Yo estoy de acuerdo con que protesten, por eso lo pueden hacer. Nos encontramos con algunos que genuinamente decían ‘que vuelvan las clases porque nadie respeta nada’. Las autoridades locales tienen que hacer que se respeten las normas. Lo que está en juego es la salud”, planteó el Gobernador.

Y como todo buen Kirchnerista el lugar de hacerse cargo de que la gente de Lincoln está harta y por eso lo abucheó y lo bocinaron, le echó la culpa a la oposición de armar un escrache contra su persona.

Kicillof dijo que una diputada provincial, Vanesa Zuccari, había instigado la protesta. “Si quieren ir a buscar votos haciendo un falso reclamo, si vamos a hacer política con el descontento que lógicamente hay… La verdad, el oportunismo, y no puedo decir nada de ella, que haga de su vida lo que quiera, pero la sociedad evalúa. A mí no me van a encontrar haciendo politiquería barata, de baja estofa, para ganar unos votos”.

Pero la diputada no se quedó callada y dijo: “Querer deslegitimar un reclamo genuino, aduciendo que fue organizado por mí, muestra lo alejado que está el gobierno de la gente. Y es literal, se baja del avión y lo trasladan a un lugar hermético, con un vallado a 8 cuadras a la redonda”, completó.

Lo cierto es que más allá de que Axel Kicillof patalee y refunfuñe porque se comió un escrache y un bocinazo en Lincoln y diga que todo esto estuvo organizado por la oposición, la verdad es que los vecinos están hartos de la gestión del Gobernador y para nada querían que visitara su cuidad y así se  lo hicieron saber.