Policía brasileña detiene a ex gobernadores del Estado de Río de Janeiro acusados de corrupción

Anthony y Rosinha Garotinho, exgobernadores del Estado de Río de Janeiro en Brasil fueron detenidos este miércoles por la policía por su presunta participación en tramas de corrupción, según informaron medios locales.

Según el diario O Globo, las autoridades acusaron al matrimonio de integrar junto a otras seis personas una organización delictiva que recaudaba fondos de forma ilegal para ser utilizados en sus campañas políticas, se les acusa además de extorsionar a empresarios del estado, para obtener recursos financieros para sus campañas, según informó la agencia DPA.

Autoridades brasileñas también emitieron órdenes de captura en contra de otras seis personas, entre las cuales se encuentran Antonio Carlos Rodrigues, quien fuera ministro de Transportes entre 2015 y 2016, durante la segunda presidencia de la destituida presidenta Dilma Rousseff.

También se pudo conocer que la Fiscalía de Brasil presentó cargos en contra de los dos ex gobernadores, a quienes se acusa de lavado de dinero, corrupción pasiva y por cometer un crimen electoral al omitir donaciones en sus registros financieros de campaña.

Rosinha Garotinho, fue detenida en la ciudad de Campos, ubicada en el interior del estado, mientras que su esposo fue detenido en el barrio de Flamengo, en la zona sur de la “Ciudad Maravillosa”.

De acuerdo a informaciones de los medios locales, la trama de corrupción fue develada por Ricardo Saud, director de Relaciones Institucionales de JBS, corporación dedicada a la producción de ganado; cuyo propietario Wesley Batista, desató escándalos de corrupción que salpicaron a Michel Temer, presidente de la República de Brasil.

O Globo citó que Saud, quien al igual que Batista está preso luego que la Fiscalía General revocara el acuerdo de delación premiada de ambos, declaró ante las autoridades que el dinero aportado por JBS en la trama que involucra al matrimonio Garotinho fue de más de seis millones de dólares.

Walmer C.