Problemas para Lula y Dilma

Sobre llovido mojado, podría decir el ex Presidente de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva, ya que al hecho de estar preso, ahora se le suma otro problema judicial.

Pero esta vez Lula Da Silva no está solo enfrentando la tormenta, ya que lo acompañará su fiel compañera Dilma Rousseff, porque ambos irán a juicio acusados de formar una “asociación ilícita”.

Y es que La justicia federal de Brasilia recibió y aceptó la denuncia contra los ex presidentes Dilma Rousseff y Luiz Inacio Lula da Silva, y de los ex ministros de Hacienda Antonio Palocci y Guido Mantega, acusados de integrar una organización “delictiva” durante los gobiernos de ambos ex mandatarios.

Concretamente se abrió un proceso judicial contra los dos ex gobernantes y los dos ex ministros donde se los acusa de integrar el núcleo político del PT (Partido de los Trabajadores) que habría actuado en el esquema de corrupción de la empresa “Petrobras”.

Entiende en el caso el juez Vallisney de Souza Oliveira quien determinó la apertura de un proceso contra los ex gobernantes y los dos ex ministros, miembros del Partido de los Trabajadores.

Ahora los cuatro acusados deberán presentar su defensa mediante un escrito en un plazo no mayor a los 15 días.

Si la justicia de Brasil determina que Dilma Rousseff y Lula Da Silva son culpables de haber formado y liderado una asociación ilícita les podría corresponder una pena de varios años de cárcel.

Cabe recordar que en el caso del ex Presidente Lula Da Silva, éste se encuentra en la cárcel cumpliendo una condena de 12 años, por haber sido encontrado culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El escándalo en Petrobras, el mayor caso de corrupción de la historia de Brasil destapado hace ya más de cuatro años, ha enviado a prisión a importantes políticos y empresarios, entre ellos a Lula, y ha salpicado también al actual presidente Michel Temer, cuyo mandato finalizará el próximo 1 de enero.

¿Dilma Rousseff correrá la misma suerte que su amigo y compinche, Lula Da Silva, y en poco tiempo más terminará tras la rejas? Solo el tiempo y la justicia de Brasil lo dirán.