¿Quién dijo: “Que la historia me juzgue”? ¿Por que?

Sin duda una de las frases más recordada de los últimos años de la historia argentina desde el advenimiento de la democracia es y será: “Que la historia me juzgue, pido perdón si me equivoco. Mi voto no es positivo”.

Para entender el contexto histórico en el que fue dicha esta frase tenemos que viajar imaginariamente hasta el día 17 de Julio del año 2008 y situarnos precisamente a las 4 de la mañana en lo que sería el final de una extensa batalla en la cámara de Senadores del Congreso de la República Argentina.

Y es que la presidenta de ese entonces, Cristina Fernández de Kirchner tenía la intención de imponer retenciones móviles al sector agropecuario con el fin de que el Estado Argentino recaudara más dinero.

Como estas intenciones del ejecutivo desataron una gigantesca ola verde de protesta de los sectores del campo, es que la Presidenta decidió que las retenciones móviles pasaran por el Congreso para hacer ley la famosa y polémica Resolución 125 del Ministerio de Economía.

Primero el mencionado proyecto de ley pasó por Diputados donde fue aprobado por escaso margen, con 129 votos a favor y 122 en contra, y luego fue al Senado donde la historia sería otra.

Y es que el 16 de Julio de 2018 comenzó en el Senado un larguísimo debate en torno a si debería aprobarse o no la resolución 125, con el detalle que los senadores del oficialismo y de la oposición ya intuían que en la votación quedarían empatados por lo que debía desempatar el Presidente del Senado, en este caso, Julio Cobos.

Tras tener que soportar presiones de toda clase, Julio Cobos finalmente dio su voto de desempate, y si bien era el vicepresidente de la nación y había formado parte de la fórmula en las elecciones con Cristina Kirchner, el hombre decidió votar por el “No”, con lo que la resolución 125 jamás sería una ley.

Antes de emitir su voto por la negativa, Julio Cobos estuvo hablando por más de 30 minutos en un discurso donde dijo varias veces que estaba frente a uno de los momentos más difíciles de su vida. “Hoy debe ser el día más difícil de mi vida (…) No sé por qué el destino, la historia, me pone en esta situación”. expresa Julio Cobos.

Y acto seguido Julio Cobos diría “La historia me juzgará. No sé cómo. Pero espero que esto se entienda. Soy un hombre de familia, como todos ustedes, con una responsabilidad en este caso (…) Estoy actuando de acuerdo con mis convicciones. Que la historia me juzgue. Pido perdón si me equivoco Mi voto no es positivo, mi voto es en contra”. Y fue el final para la 125 que al día siguiente fue retirada como proyecto de ley.

que-la-historia-me-juzgue-julio-cobos-125

De esta forma, llegamos al final de esta nota done te contamos quien dijo “Que la historia me juzgue” y revelamos que su autor fue Julio Cobos, quien dijo esta frase para darle firmeza a su voto en contra de la resolución 125 y a pesar de formar parte del Gobierno de turno no temió votar haciéndole caso a sus convicciones y no a su conveniencia política.