Quisieron meterse en la casa de Mirtha Legrand

Este mediodía había surgido la noticia que daba cuenta de un allanamiento en la casa de Mirtha Legrand ubicada en un edificio de Avenida Libertador y Scalabrini Ortiz, de la Capital Federal.

La información brindada por el periodista Mauro Federico en Informados de todo (América),  aseguraba que en la casa de Mirtha Legrand se llevaba a cabo un operativo tras una denuncia del Sindicato de Choferes Particulares, a causa de una presunta evasión impositiva.

El mencionado colectivo de trabajadores habían acusado en julio de 2020 a Mirtha Legrand y a la productora de su nieto, Storylab, de evadir aportes, llegando así a acumular una deuda de hasta 5.300.000 de pesos, hecho que fue categóricamente desmentido en su momento por Nacho Viale (nieto de la conductora de TV).

“Este mediodía los investigadores buscaban en la casa de Mirtha Legrand documentación que pudiera demostrar o no la existencia del delito de evasión” afirmaba el periodista de América.

Pero con el correr de las horas esta información fue desmentida por el entorno de la propia Mirtha Legrand y contaron que en realidad un grupo de sindicalistas quiso ingresar, sin orden judicial alguna, al domicilio de la conductora con la intención de buscar pruebas de la denuncia por evasión.

Pero se les negó al acceso y no pudieron cumplir con su cometido y se terminaron marchando.

La propia Mirtha Legran dijo en declaraciones al diario Clarín:  “Es muy desagradable, es como invadir una casa, siento que no corresponde. Yo no me ocupo de estas cosas. Para ese tipo de trámites está mi contador…”, se defendió a conductora.

Dada la trascendencia de los hechos, desde la productora de Nacho Viale emitieron un comunicado que dice “Dada la información que se encuentra circulando en diferentes medios, negamos rotundamente que la Señora Mirtha Legrand como STORYLAB S.A. deban suma alguna al Sindicato de Choferes Particulares”.

En el descargo, dejaron bien en claro que llevarán a la Justicia a quienes protagonizaron este “reclamo” en la puerta de la casa de Mirtha. “El domicilio de una persona es inviolable, siendo un derecho reconocido por la Constitución Nacional, por lo que el intento de acceder al mismo, y pretender requisarlo sin orden judicial ni derecho alguno, constituye un grave delito que será denunciado”.

“Por lo expuesto, la Sra. Mirtha Legrand ha dado instrucciones a su letrada apoderada, Dra. Mariana Gallego a fin de promover denuncia penal contra las personas relacionadas en los hechos, ante la posible comisión de los delitos de hostigamiento, extorsión y amenazas”.