Se acabó todo para Glovo, Rappi y Pedidos Ya

Desde que las empresas de delivery en bicicleta comenzaron a operar en la Capital Federal se generó polémica en torno a cómo estaban encuadrados los trabajadores y si las mencionadas firmas cumplían con las leyes preestablecidas.

Pasó mucha agua bajo el puente hasta que en el día de hoy el titular del juzgado 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Andrés Gallardo, ordenó al GCBA que en forma inmediata prohíba en todo el territorio de la Ciudad, la actividad de las firmas Rappi Argentina, Kadabra (Glovo) y Pedidos Ya (mensajería y reparto de sustancias alimenticias), hasta tanto acrediten haber dado cumplimiento a los mínimos requisitos legales comprendidos en el capítulo 13 del Código de Tránsito y Transporte porteño.

En el mismo dictamen el juez Gallardo ordena que a través del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat se diseñe y ejecute un plan de contingencia económica y social que alcance a todos los repartidores de las firmas involucradas.

La idea del mencionado plan es que se compense la reducción de los ingresos de los trabajadores, hasta tanto se normalice la situación.

El magistrado señaló que “como surge del relevamiento efectuado por la Policía de la Ciudad, el servicio de mensajería urbana y reparto a domicilio de sustancias a domicilio llevado a cabo en la CABA por las firmas prestatarias, se realiza en franca transgresión a la normativa vigente, y sin que se les exija al menos, dar cumplimiento a las normas básicas en materia de seguridad contenidas en los artículos 13.3.5., 13.3.6., 13.4.2.2., 13.6.1. del Código de Tránsito y Transporte, y 13.4.2.2. del Decreto Reglamentario 198/18”. Según fue publicado en el sitio “Ijudicial”.

También el juez Gallardo advirtió que es necesario aplicar una serie medidas coercitivas para lograr que se dé cumplimiento a la utilización de casco, de luces reglamentarias, y en caso de llevar caja portaobjetos, que la misma se encuentre asegurada al vehículo, así como existencia de seguro y de libreta sanitaria en caso de transporte de sustancias alimenticias.

Por último, el magistrado ordenó al Ejecutivo comunal que “asuma la responsabilidad que le cabe al haber permitido este grave cuadro y mitigue los efectos económicos y sociales que necesariamente deriven de lo aquí resuelto”.

De esta forma fue como se le ordenó al Gobierno de la Ciudad que haga efectiva en forma inmediata la prohibición del funcionamiento de las empresas Glovo, Rappi y Pedidos Ya, en todo el ámbito de la Capital Federal.

Desde el espacio comando por Rodríguez Larreta todavía no se expresaron sobre el tema y se espera que en los próximos minutos digan si aceptarán lo ordenado por el juez Andrés Gallardo.