Solidaridad con Beatriz Salomón por lo que pasó con Rial y Ventura

La historia entre Beatriz Salomón y los chimenteros, Jorge Rial y Luis Ventura viene desde hace muchísimos años cuando sin tener ningún tipo de contemplación se hizo un cámara oculta, al Dr. Alberto Ferriols quien por ese entonces era esposo de la actriz, que se vio en el programa “Punto Doc”.

Ésa cámara oculta le costó el matrimonio a Beatriz Salomón y también que se le cerraran las puertas laborales en una época de la Argentina muy diferente a la que vivimos actualmente.

Tiempo después Beatriz Salomón inició una demanda judicial contra América TV, Eyeworks Argentina S.A, Luis Ventura, Jorge Ricardo Rial, Miriam Lewin y Daniel Tognetti, y 14 años después de mucho sufrimiento y padecer para la actriz, la justicia determinó en Enero del 2017 que los demandados debían indemnizarla.

El juez Horacio Aliberti, del juzgado civil número 40, dispuso en su momento que todos los condenados debían pagarle a las actriz 14 millones de pesos más costas (lo que ascendía a 30 millones) en la causa que se originó por una cámara oculta que el programa Punto Doc, conducido por Tognetti, motivo de todos los disgustos que padeció Beatriz Salomón.

Todo transcurría con normalidad para Beatriz Salomón, quien todos estos meses esperaba para cobrar el dinero que le serviría para paliar en parte tanto sufrimiento ocasionado.

Pero se acaba de conocer la noticia que da cuenta que la Cámara en lo Civil, sala B, revirtió el fallo de primera instancia, rechazando la demanda contra los periodistas y América, y condenando solamente Eyeworks a pagar la suma de 600.000 pesos.

Los camaristas en su dictamen sostienen que “no se aportaron pruebas que ameriten condenar a los periodistas, y que además tanto Salomón como Ferriols sabían que estaban siendo grabados en el programa Intrusos a la Noche, y que además tuvieron la posibilidad de retirarse y no lo hicieron”.

Quienes deben estar festejando a esta altura son los demandados ya que de tener que pagar $30.000.000 ahora solo deberán abonar a la actriz la irrisoria suma de $600.000, que para ellos es un vuelto.

El fallo de la sala B, de la Cámara en lo Civil es curiosamente sospechoso, si se nos permite jugar libremente con las palabras, y todo tiene olor a cosa sucia o extraña al menos.

Desde éste lugar nos solidarizamos profundamente con Beatriz Salomón ya que entendemos que el fallo que se acaba de conocer es un verdadera injustica para una mujer a la que se le hizo mucho daño en nombre de la libertad de prensa de parte de verdaderas lacras del periodismo, ya que no se los puede llamar de otra manera.