Tato Young destrozó al Gobierno por la expropiación de Vicentín

Apenas conocida la decisión del Gobierno de intervenir, para luego expropiar a la empresa cerealera, Vicentín, el periodista Tato Young hizo un fuerte editorial en LN+.

Dijo Tato Young “Esto no es una decisión de Alberto Fernández, es una decisión de Cristina Fernández de Kirchner. Por eso uno de los títulos con lo que vamos a abrir nosotros hoy es: ‘Ahora sí empezó el Kirchnerismo'”.

“Este es el concepto que tiene el Kirchnerismo sobre el rol del Estado, intervenir fuertemente la economía, si es necesario apropiarse de empresas estratégicas como Vicentín, que es una empresa clave desde el punto de vista de la exportación”.

“¿Van por todo? Bueno parece eh, parece que es la intención. La decisión -sobre Vicentín – cambia definitivamente la agenda del Gobierno. Hoy empieza un nuevo gobierno. Empieza a gobernar el Kirchnerismo”.

“Hasta ahora Alberto se ocupaba de las definiciones vinculadas a la cuarentena, algunos auxilios puntuales para los sectores más vulnerables, pero ahora empieza a verse el pan de gobierno. Este plan de gobierno que no nos querían mostrar, era esto”.

“La idea de intervenir, es una idea que tiene muy incorporada Máximo Kirchner. Estén atentos a los pensamientos de Máximo Kirchner. Esto es Máximo Kirchner puro. La idea que el sector privado es prácticamente un concesión del sector público. Esto es lo que creía Néstor Kirchner”.

“Con la intervención de Vicentín el Gobierno se va a convertir en el principal productor de biodiesel de la Argentina. Esto es clave para el campo y para todos los exportadores que se mueven por el país con biodiesel. Y además va a ser un competidor clave en la producción y exportación de granos”.

“Insisto. Esta es un decisión de Cristina, sobre la que venía trabajando Cristina Kirchner con Máximo y con Sergio Massa. Atentos al rol de Sergio Massa”.

“Vicentín está quebrada. Debe al Estado 1.400 millones de dólares que ahora van a ser absorbidos por el Estado. El Estado se va a hacer cargo de esto, cuando el propio Estado está al borde de la quiebra”.

“El Estado va a desembolsar esta plata para pagarle a los proveedores y los empleados y demás. El Gobierno te va a vender esto como una decisión soberana para proteger a los laburantes de Vicentín. Un gesto de amor casi”.

“Te lo va a vender como un gesto para salvar a los proveedores de Vicentín, te lo va a vender como un gesto humanitario, pero la realidad es que es un gesto de poder y es un gesto económico. Acá se buscan negocios. El negocio de los granos que quiere manejar el Gobierno. Esto es así!”. Concluyó Tato Young.