La CNDH envió un duro exhorto a México

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió a las autoridades de las regiones afectadas por los sismos del mes de septiembre en México, la implementación de medidas cautelares en la reconstrucción y la creación de mecanismos de transparencia a la hora de reconstruir.

El organismo exhorta al país la rendición de cuentas detalladas y a la evaluación de las empresas participantes en la reconstrucción de las regiones afectadas por el sismo en Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Puebla- que dejaron 471 muertos y daños en miles de viviendas, escuelas, iglesias y comercios.

En solicitud a las autoridades Mexicanas, CNDH pidió “establecer un mecanismo de análisis y evaluación de las empresas que participarán en la etapa de reconstrucción que valore su historial en el cumplimiento de normas de construcción”.

La CNDH solicitó también investigar respecto a los hechos presuntamente violatorios de los derechos humanos luego del terremoto, lo que “podría implicar acciones u omisiones de autoridades o de empresas”.

Por ello, solicitó a los entes y autoridades de la capital y del resto de los estados “adoptar medidas cautelares en favor de las personas damnificadas y formuló consideraciones sobre la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos fundamentales”.

Respecto al derecho internacional, agregó la CNDH, “las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos; es decir, que eviten vulnerar los derechos humanos de las personas y reparar las consecuencias negativas de sus actividades”. Agregando que para eso consideramos de suma importancia “contar con políticas públicas adecuadas y normas de exigibilidad a las empresas”.

La Comisión Nacional continuará su monitoreo para que en la etapa de reconstrucción se mantenga el factor de los derechos humanos, para evitar su vulneración tanto en lo individual como en lo colectivo, independientemente de que investiga posibles actos de corrupción”, concluyó

Por otra parte, la asociación UH Tlalpan Unidos pidió hace pocos días en un comunicado que al presupuesto de egresos para 2018 se ingrese una partida “para la reconstrucción, reparación y reforzamiento de los inmuebles dañados por el terremoto”. También solicitó el uso de recursos públicos en la reconstrucción y reparación de edificios, indicando que la solicitud se realizaba en nombre de las 17 regiones afectadas por los sismos el pasado mes de septiembre en el fallecieron 471 personas en tres sismos que surgieron los días 7, 19 y 23-, en la mayor tragedia natural en México desde el terremoto de 1985, que dejó miles de muertos en la capital del país.