Nuestra solidaridad con Baby tras lo ocurrido el fin de semana

Una vez más tenemos que escribir una nota periodística para solidarizarnos con el actor y conductor radial, Baby Etchecopar por lo ocurrido el fin de semana en la localidad de Olavarría.

Y es que parece que una vez más la intolerancia de un pocos, que realmente no se sabe a que intereses responden, se hizo presente en la mencionada localidad de la provincia de Buenos Aires cuando Baby hizo un show teatral.

Apenas conocida la noticia que daba cuenta que el actor y conductor radial Baby Etchecopar se presentaría en el Teatro Municipal de Olavarría, un grupo de mujeres que se identificaron como miembros de los grupos “libertarias”, “socorristas” y “ni una menos” enviaron e-mails y llamaron por teléfono al mencionado teatro para intentar suspender la función del pasado sábado.

No conformes con esto, y cono no obtuvieron una respuesta de su agrado, ya que las autoridades del Teatro Municipal decidieron seguir adelante con la presentación de Baby Etchecopar, lo miembros de las mencionadas agrupaciones se comunicaron con el Concejo Deliberante de Olavarría para repudiar la presencia del actor y conductor de radio y también solicitaron que se suspenda el show del sábado.

Pero tampoco obtuvieron una respuesta a sus intereses y el sábado pocas minutos después de las 21hs, Baby Etchecopar pudo hacer su presentación en Olavarría.

Pero los miembros de los grupos “libertarias”, “socorristas” y “ni una menos”, no conformes con lo que ya habían hecho se presentaron a las 20:30 en el Teatro Municipal, ingresaron al hall con pancartas y cantos contra Baby Etchecopar y el público que estaba haciendo la fila de entrada para ver la presentación.

Luego de un buen rato molestando al público, las mujeres y hombres de los mencionados grupos, se retiraron del hall del teatro cuando ingresó el último espectador.

Desde éste lugar le enviamos nuestra total solidaridad a Baby Etchecopar ya que es inaudito que se quiera privar del trabajo a una persona por sus ideas, y encima se lo vaya a escrachar a un teatro, generando molestias no solo para el actor y conductor radial, sino también para el público asistente.

En el mismo sentido condenamos y repudiamos la caza que hicieron del actor y conductor radial los días previos al show, cuando apretaron a las autoridades del Teatro Municipal y el Concejo Deliberante de Olavarría para suspendieran la presentación de Baby Etchecopar.

No podemos permitir que un grupo de personas, en nombre de quien sabe que cosa, hagan denodados esfuerzos para impedir que una persona trabaje y luego lo escrachen. Porque entonces nos habrá ganado la intolerancia y el respeto hacia el otro se habrá perdido para siempre.